• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Ravella mantiene las inspecciones en terrazas en verano y dice que muchas ya están normativizadas

El Concello de Vilagarcía mantendrá las inspecciones a terrazas de establecimientos hosteleros durante los meses de verano que es cuando, habitualmente, se producen más excesos en el incumplimiento

Ravella mantiene las inspecciones en terrazas en verano y dice que muchas ya están normativizadas

El Concello de Vilagarcía mantendrá las inspecciones a terrazas de establecimientos hosteleros durante los meses de verano que es cuando, habitualmente, se producen más excesos en el incumplimiento de la norma. Desde Ravella señalan que de forma periódica se acude a diferentes locales para comprobar si las terrazas cumplen la normativa vigente, que entró ya en vigor hace casi dos años.
En todo caso desde la administración local señalan que algunos de los locales ya están totalmente normativizados y adaptados a la norma municipal. Algunos de ellos ubicados en zonas muy transitadas y céntricas. De hecho, apuntan desde el Concello, algunos han optado por ubicar mamparas con ruedas y, por lo tanto, fácilmente retirables, tal y como marca la normativa municipal.
El resto, señalan desde la administración local, están “en proceso”.
Lo cierto es que durante la temporada estival, y para aprovechar la llegada de turistas en los meses de julio y agosto a Vilagarcía, las terrazas pueden estar más tiempo instaladas en la calle. Eso sí, el espacio que ocupen los veladores debe ser el mismo que el resto del año y nunca excediendo los metros que se les han establecido desde el Concello en base a la normativa.
No es la primera vez que usuarios de las calles más céntricas, y que combinan la actividad hostelera con la diaria de cualquier viandante, se quejan de que estas ocupan la mayor parte del terreno público. Unos excesos que, en todo caso, el gobierno local busca evitar.
Las barras de San Roque
También en lo que respecta a la hostelería el gobierno local ya ha tomado decisiones sobre las barras de este año en la celebración de la Festa da Auga y de San Roque. De hecho, según la administración local, se hará igual que en años anteriores. La idea es eximir a los locales del pago de la tasa de ocupación en la calle por poner las barras durante la noche del Auga y, a cambio, los establecimientos se harán cargo del pago de los baños químicos que se colocan en diferentes puntos de la ciudad. Así pues desde el Concello ya trabajan en la programación de San Roque y en la gestión de todos los servicios que se ofrecen durante esos días.
Esperan los hosteleros que el buen tiempo ayude a una buena ocupación en la ciudad y, por lo tanto, en que las terrazas y los establecimientos se llenen de visitantes.l