sábado 5/12/20

Ravella mantiene el servicio de comedor en los campamentos urbanos de verano

Vilagarcía volverá a contar con servicio de comedor municipal durante las vacaciones de verano. Una iniciativa que nace con el objetivo de contribuir a la conciliación familiar y laboral y que cuenta con bonificaciones para aquellos padres con menos recursos. Las bases se aprobarán mañana en la Xunta de Goberno Local.
 

Alberto Varela y Tania García durante una visita a estas actividades el año pasado
Alberto Varela y Tania García durante una visita a estas actividades el año pasado

Vilagarcía volverá a contar con servicio de comedor municipal durante las vacaciones de verano. Una iniciativa que nace con el objetivo de contribuir a la conciliación familiar y laboral y que cuenta con bonificaciones para aquellos padres con menos recursos. Las bases se aprobarán mañana en la Xunta de Goberno Local.
La organización de los Campamentos Urbanos de Verano con el programa complementario de alimentación corre a cargo de las concellerías de Xuventude y de Benestar. Desde Ravella señalan que la primera experiencia “foi valorada de seito positivo tanto polo goberno local como polos propios usuarios do servizo” por lo que la administración municipal hará “un importante esforzo económico para que as familias máis necesitadas poidan acceder ao servizo a un custe reducido ou incluso gratuito”.
Ambos servicios, campamento y comedor, se prestarán en el mismo centro educativo, pudiendo los usuarios combinarlos o hacer uso solo de los campamentos. Al tratarse de un programa de conciliación, solo podrán acceder al mismo las unidades familiares cuyos progenitores estén trabajando o cursando formación reglada. El programa funcionará de lunes a viernes durante los meses de julio y agosto. Los campamentos serán de nueve de la mañana a dos de la tarde y el comedor de dos a tres de la tarde. La cuota general por asistencia a los campamentos es de 200 euros por dos meses, cien por uno y 50 por quincena, aunque hay descuentos en base al nivel de renta. Las familias cuyos ingresos sean inferiores al ochenta por ciento del Iprem no tendrán que pagar nada. También hay bonificaciones para las familias numerosas o monoparentales, así como en los casos que participen en el programa más de un hermano. La cuota máxima del comedor es de cinco euros, gratuita para las familias con menos recursos. Ravella reservará un 25 % de las plazas para los casos que formen parte del Programa de Educación Familiar e Apoio Familiar, de la Concellería de Benestar, previo informe de los Servicios Sociales. Los hijos de víctimas de violencia de género tendrán acceso directo.

Comentarios