jueves 17.10.2019

Ravella plantea a la Xunta que sufrague o ceda un local para los jubilados del ISM

La concejala Tania García y directivos de la asociación se reunieron ayer con el director de Inclusión, Arturo Parrado
Jubilados y pensionistas de la Casa del Mar durante una concentración para protestar por su cierre | gonzalo salgado
Jubilados y pensionistas de la Casa del Mar durante una concentración para protestar por su cierre | gonzalo salgado

Concello y Xunta buscan una solución para que los jubilados de la Casa del Mar disfruten de un local en el que poder continuar con sus actividades. Ayer mismo hubo una reunión a tres bandas en la que participaron la edil de Persoas Maiores, Tania García, el director xeral de Inclusión, Arturo Parrado y el presidente del club de pensionistas, José Cao, que acudió acompañado por otro miembro de la directiva, Ramón Ageitos.

Ravella destacó la receptividad del responsable autonómico que, por su parte, mostró su disposición a colaborar con la administración municipal en la búsqueda de una solución.

Más de doscientos socios de la entidad se quedaron sin local cuando el ISM puso en marcha las obras de su edificio situado en la Avenida da Mariña. Desde entonces, fueron varias las ocasiones que se pidió la implicación de la administración autonómica.

Desde la Consellería de Política Social señalaron ayer que, desde el primer momento, ofrecieron a los pensionistas utilizar las instalaciones del centro sociocumunitario de O Ramal. Ayer Parrado volvió a plantear esta posibilidad, que desde el colectivo rechazaron por la “saturación” del edificio, opinión que comparten desde el gobierno de Alberto Varela.

Dos posibilidades

Lo que plantean desde la administración municipal son dos posibilidades. Una, que la administración sufrague el alquiler de un local, que posteriormente habría que acondicionar. La otra, que se realicen las reformas necesarias en un inmueble que ya sea propiedad de la institución autonómica. Esta es la opción que prefieren tanto desde el Concello como desde la asociación de pensionistas, al considerar que es “a solución máis doada”, explican fuentes municipales.

“Primeiro porque o uso non xera gastos de aluguer e a optimización de espazos probablemente sería máis fácil, rápida e económica”, apuntan desde el Concello de Vilagarcía.

Ante los argumentos esgrimidos por García Sanmartín y por los propios afectados, el director xeral se comprometió a estudiar las diferentes posibilidades y a dar una respuesta en el plazo de muy pocas semanas.

La edil, por su parte, reiteró la disposición del Concello a colaborar en la solución a este conflicto, que ya acumula varios meses, “pero sempre tendo en conta cales son as competencias que ten cada administración”.

Recuerdan, en este sentido, lo que sucedió con instalaciones educativas, como el pabellón de Rubiáns o el comedor de O Piñeiriño, “nos que o Concello participou no desenvolmento dos proxectos, malia que non é a súa competencia, porque se trataba dunha demanda xusta de colectivos locais, que é o que agora ocorre cos xubilados e pensionistas do mar”, apuntan desde Ravella. La solución sería provisional hasta que finalicen las obras.

Comentarios