lunes 25/1/21

Ravella traslada a 2017 la anualidad de la obra de la plaza para no perder la ayuda

La financiación de la reforma de la plaza de abastos se prolonga hasta 2017 como consecuencia de la parálisis de los planes iniciales que supuso el informe .

La Plaza de Abastos de Vilagarcía lleva años a la espera de una reforma integral	d.a.
La Plaza de Abastos de Vilagarcía lleva años a la espera de una reforma integral d.a.

La financiación de la reforma de la plaza de abastos se prolonga hasta 2017 como consecuencia de la parálisis de los planes iniciales que supuso el informe de Patrimonio que condena a la Plaza de Abastos de Vilagarcía a quedarse tal cual está.
Para no perder los fondos autonómicos y con vistas a solucionar este embrollo, el ejecutivo de Alberto Varela negoció con la Dirección Xeral de Comercio un aplazamiento de la anualidad de 2015 a 2017. Se soluciona así un obstáculo para el Concello, que de otra forma tendría que presentar facturas de ejecución de una obra que no puede realizar.
Al menos según los criterios que impone la resolución de Patrimonio. Y es que el organismo autonómico condiciona cualqueir permio para realizar reformas en el edificio del mercado a que se repongan las escaleras centrales, que fueron derribadas en la primera fase y cuya piedra se reutilizó en la construcción de otras escaleras laterales.
Una cuestión imposible de resolver máxime teniendo en cuenta que las características del proyecto de primera fase, aprobado en su día por Patrimonio, también contemplaba la nivelación del suelo, de tal forma que ahora no existen pisos, con lo que la escalera, de reconstruirse, no llevaría a ningún lado.
Precisamente por este motivo, y porque considera que la reforma ejecutada en su momento ha obtenido unos resultados satisfactorios en los que hay que ahondar ahora, el ejecutivo socialista ha presentado un recurso a la resolución de Patrimonio.
El Concello todavía está a la espera de que el organismo autonómico responda a este recurso, que trata de salvar una actuación muy necesaria y demandada por los placeros.
En cualquier caso, el contacto entre la administración local y la autonómica es constante y la responsable de Urbanismo, Paola María, mantuvo varios encuentros con los técnicos de Patrimonio antes y después de que se emitiese el informe. 
Lo que le trasladan desde la Xunta es que el proyecto presentado por el actual gobierno, y que modifica el de Tomás Fole, es correcto, y el único “pero” que se pone es la reconstrucción de la ya famosa escalera de la plaza. Una piedra muy grande en el camino a la dinamización de la plaza de abastos.

Comentarios