miércoles 15.07.2020

El Refugio de Pinar do Rei desborda con más de 200 perros y 121 gatos

Más de 200 perros y 121 felinos. Ese es el estado de saturación actual del Refugio de Animales de Pinar do Rei que, a medida que se aproximan las fiestas navideñas, alertan de abandono masivo de mascotas.

Más de 200 perros y 121 felinos. Ese es el estado de saturación actual del Refugio de Animales de Pinar do Rei que, a medida que se aproximan las fiestas navideñas, alertan de abandono masivo de mascotas. Es por ello que el presupuesto que manejan año tras año en la entidad no llega a nada. “Tenemos muchas aportaciones, pero no llegan, de ahí que tengamos que echar mano de las galas benéficas y de los rastrillos”, apuntan desde la directiva.

Lo cierto es que, aseguran, el número de felinos se ha disparado en apenas unos meses. “Nosotros seguimos adelante con el control de las colonias callejeras y con el proceso de esterilización, pero este año no sabemos si por el clima si por qué motivo ha habido más camadas que en temporadas anteriores”, explican desde la Protectora. De hecho inciden en que “hay algunos veterinarios que señalan que puede deberse a que las gatas tuvieron más de un celo este año, pero no lo tenemos claro del todo”.
Desde la Protectora advierten de que, lo que está claro, es que “hay que concienciar a la gente de que un perro no es un juguete que puedas tener y luego abandonar a tu antojo” y señalan que de cara a las fiestas navideñas son muchas las personas que optan por regalar un cachorro del que, meses más tarde, se cansan y dejan abandonados a su suerte. “Parece que muchas personas solo se acuerdan de nosotros cuando tienen que traer cajas de animales abandonados”, explican desde la directiva. Lo cierto es que en los últimos días les han llegado camadas de cachorros tan pequeños, que no saben alimentarse por si mismos, que “no sabemos si van a salir adelante”.
El Refugio celebra el próximo fin de semana en la Praza da Peixería un mercadillo para recaudar fondos para labores de alimentación, veterinaria y demás cuidados.

Comentarios