jueves 3/12/20

Roban botas, zapatos y un monitor por valor de 1.200 euros en Acosta

La Zapatería Acosta fue motivo de un robo en la madrugada de ayer. La Policía alertó al propietario, Luis Acosta, de un incidente en su establecimiento a las 7:15 horas.

El propietario muestra los destrozos en el escaparate	M. García
El propietario muestra los destrozos en el escaparate M. García

La Zapatería Acosta fue motivo de un robo en la madrugada de ayer. La Policía alertó al propietario, Luis Acosta, de un incidente en su establecimiento a las 7:15 horas. Una vez en el lugar, comprobó que no solo tenía una luna del escaparate destrozada, sino que los ladrones se habían llevado dos pares de botas, uno de zapatos y una televisión con USB que utilizaba como monitor. La mercancía robada tiene un valor, según Luis Acosta, de entre 1.000 y 1.200 euros, a lo que hay que sumar los desperfectos en las instalaciones, aunque de estas últimas se hará cargo el seguro. De hecho, ayer por la tarde ya procedieron a instalar una luna nueva.
Según explicó el propietario de esta céntrica zapatería, los autores de los hechos “tuvieron que meterse en el escaparate”. Realizaron un agujero en el cristal echando mano de una pata de cabra y creen que tras introducirse en el interior y coger la mercancía robada tuvieron aún que hacer más grande el agujero para poder sacar la pantalla. Acosta señaló que en su huída los ladrones dejaron la pata de cabra tirada delante del establecimiento, así como también quedó allí tirado el cable de la pantalla.
Luis Acosta puntualiza que este robo no es aislado, ya que tiene constancia de que en pasadas semanas también se produjo algún episodio similar en varios establecimientos de la misma calle. La situación no hace más que reavivar las quejas de los comerciantes en esta calle. Reiteran que Rey Daviña está poco iluminada desde que fue remodelada, un factor que creen que influye en el incremento de robos en esta céntrica calle. A esta circunstancia Luis Acosta suma que “debería haber más vigilancia policial”.
En definitiva, una mejor iluminación y más presencia de la Policía son las reclamaciones de unos comerciantes que, recuerdan, también tienen problemas con inundaciones y a los que nunca les convenció la remodelación de este vial. 

Comentarios