viernes 23.08.2019

El robo de un taco de recetas y un cuño en el PAC acentúa la falta de seguridad

El personal del ambulatorio de San Roque lleva meses reclamando medidas para evitar estos episodios

El episodio volvió a registrarse en el PAC de San Roque, donde no hay vigilancia |
El episodio volvió a registrarse en el PAC de San Roque, donde no hay vigilancia |

El personal del ambulatorio del centro de salud de San Roque no puede más. A varios episodios de violencia registrados en los últimos meses se han unido robos puntuales en las instalaciones. El último, concretamente, sucedido estos días cuando un individuo se llevó el taco de recetas con el cuño de uno de los despachos que ocupan los médicos. El suceso fue denunciado y está siendo investigado, pero el personal sanitario considera que estos episodios son, en mayor o menor medida, bastante habituales y que la única forma de combatirlos es reponer el servicio de Seguridad que no existe en el ambulatorio desde hace ya años.


Lo cierto es que en los últimos años el centro de salud de San Roque ha sido noticia por episodios de estas características. No hace mucho que el personal de Urgencias encontraba a un individuo en una de las dependencias del inmueble después de que este se colara por una de las ventanas del ambulatorio. Y hay más, en los robos registrados los ladrones también se llevaron monitores o incluso se sorprendió a alguno intentando abrir cajones de algunos de los despachos de los médicos.


La seguridad que reclaman los empleados del centro de salud vilagarciano no solo viene motivada por la presencia de ladrones, sino también por episodios de violencia que llegaron a vivirse en los últimos años y que ellos mismos han denunciado en más de una ocasión. De hecho han llegado a decir que temen por su integridad física, de ahí que sus reivindicaciones al Sergas en este sentido hayan sido constantes en los últimos tiempos.


El problema se acrecienta en épocas especialmente delicadas y en las que se espera mayor presencia de gente en las urgencias. De hecho de modo puntual en las fiestas patronales se dotó al ambulatorio de un vigilante, pero el personal considera que dadas las características de Vilagarcía y el grueso de la población que acude a estas instalaciones la vigilancia debería estar activa todo el año.


Así las cosas este último robo reactiva las alarmas para hacer efectivas las demandas de los trabajadores del centro sanitario que, en todo caso, ya han denunciado estos episodios en incontables ocasiones.

Comentarios