miércoles 30/9/20

Rubiáns recupera para el monte común una parcela usurpada de 13.300 metros

Una sentencia emitida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Vilagarcía da carpetazo a años de litigios entre la Comunidade de Montes de Rubiáns y una particular por la titularidad de una parcela de 13.300 metros cuadrados, de la que ha quedado constatado que es comunal.

José Barreiro y Xurxo Abuín, miembros de la Comunidad de Montes de Rubiáns | gonzalo salgado
José Barreiro y Xurxo Abuín, miembros de la Comunidad de Montes de Rubiáns | gonzalo salgado

Una sentencia emitida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Vilagarcía da carpetazo a años de litigios entre la Comunidade de Montes de Rubiáns y una particular por la titularidad de una parcela de 13.300 metros cuadrados, de la que ha quedado constatado que es comunal. Tal y como explicó ayer el presidente de los comuneros, Xurxo Abuín, los problemas empezaron hace tres años cuando se taló la madera de pino del monte comunal de Rubiáns con la idea de plantar castaños. Durante la retirada de los árboles un particular advirtió de que parte del terreno era suyo y que demandaría a la Comunidad de Montes si seguía adelante. Seguros de que tenían todo en orden la tala siguió adelante, pero solo días después el presidente, Xurxo Abuín, recibía una demanda por estos hechos por la vía de lo penal. “Dicíanme que podía enfrontarme ata a catro anos de cárcere e empecei a preocuparme”, explica Abuín.
Empezó así un largo proceso de búsqueda de documentación y dilatado proceso judicial que derivó no en un caso penal, como pretendía la familia demandante, sino en un caso civil. “Foi a propia xuíza a que veu que non tiña nada que ver co penal”, manifestó Abuín. Ese juzgado resolvió hace justo un mes el caso dando la razón a los comuneros que poseen documentación de incluso el año 1905 que constata que la zona el litigio era de la mano común. Los demandantes han renunciado a apelar a un tribunal superior para seguir defendiendo su verdad, pero sí reclaman no tener que pagar las costas que se elevan a unos 8.000 euros. “Nós non lle podemos perdonar esas costas. Foron eles os que nos meteron neste pleito”, apuntan desde Rubiáns.
Antecedentes del caso
Xurxo Abuín explica que los problemas con esta parcela vienen dados cuando, de forma irregular, esta fue vendida a la familia que demandó hace tres años a la Comunidad de Montes. “A persona que lles vendeu a parcela foi ao Catastro no 1957 a intentar inscribir a parcela, pero non foi posible. Despois fixo unha acta notarial sobre que esa zona era súa apoiándose de dos testemuños. A continuación foi cando, hais uns anos, vendeu a parcela e cando os que agora nos demandan a reclamaron como súa”, explicó Abuín.
El presidente de la Comunidad de Montes de Rubiáns incide en que “inicialmente intentamos falar con eles polas boas, advertíndolles de que tiñamos documentación que acreditaba esa parcela coma nosa, pero non houbo maneira”.
Xurxo Abuín aclara que la situación es curiosa dado que la parcela en si no tiene valor económico importante, pero entiende que “aínda hai xente que pensa que ter terrenos nun sitio pode derivar en que non para eles, pero si para os fillos pode chegar a urbanizarse ou venderse para iso”.
Abuín aclara que en la demanda inicial eran varios miembros de la familia los que estaban en el litigio, pero que finalmente solo quedó una persona.
La parcela objeto de discordia es justo la que la Comunidad de Montes había elegido para la plantación de una representación de todas las especies arbóreas propias del clima atlántico, un lugar con idea de destinarse a la divulgación y a la preservación de árboles autóctonos. l

Comentarios