El sindicato médico denuncia esperas de diez horas en Urgencias del Hospital

EL sindicato CESM- Omega denuncia la elevada carga asistencial que soportan los trabajadores del área sanitaria, tanto en el Hospital como en el centro de salud. En concreto, en el centro de Ande,

El sindicato médico denuncia esperas de diez horas en Urgencias del Hospital
El servicio de Urgencias del Hospital do Salnés registra en verano un importante incremento de actividad | gonzalo salgado
El servicio de Urgencias del Hospital do Salnés registra en verano un importante incremento de actividad | gonzalo salgado

EL sindicato CESM- Omega denuncia la elevada carga asistencial que soportan los trabajadores del área sanitaria, tanto en el Hospital como en el centro de salud. En concreto, en el centro de Ande, denuncian que la elevada demanda, sobre todo en los últimos días, “ha provocado, una vez más, esperas inaceptables en el tiempo de estancia en Urxencias de los pacientes ingresados pendientes de subir a planta de hispitalización, rebasándose en muchos casos las diez horas de demora”, señalan en un comunicado.
Una situación que contradice a los tiempos de espera máximos que establece el Plan de Contigencias, al que apelan desde el sindicato médico, y que no superan las cuatro horas al hablar de ingresos y la hora en tiempos de respuesta de interconsulta. Estos parámetros, apuntan desde CESM Omega, “son una auténtica quimera en las circunstancias actuales”. Además, el sindicato también denuncia que existen seis camas en Urxencias del Hospital que carecen de función y, por tanto, de personal asignado. En un principio, esta área se iba a destinar a una Unidad de Corta Estancia, pero “el único uso admitido a día de hoy para esas camas es área de expansión de hospitalización convencional en situaciones extraordinarias”. De esta manera, en caso de ser necesario abrir esta área, debe contratarse personal de enfermería, auxiliar y celador adicional, según el Plan de Contigencias que, advierten desde CESM, “esta dirección incumple de manera sistemática, dejando un total de 16 camas a cargo de una sola enfermera y en un servicio tan sensible como es el de Urgencias”. Indican, asimismo, que “se incumplen todos los ratios recomendados de personal por número de pacientes establecidos por el Ministerio de Sanidad o aconsejados por las sociedades científicas”. El sindicato denuncia que la dotación de personal para Urgencias no está calculada para la atención de usuarios pendientes de hospitalización. “No debemos, ni podemos, almacenar pacientes”, inciden. Y es que consideran que esta política pone en riesgo “la seguridad clínica de los pacientes y la responsabilidad de los profesionales” y provoca “situaciones muy desagradables, incluso con consecuencias nefastas”. Por último, critican el cierre de la tercera planta, que consideran que no tiene más criterio que el ahorro.

Sobrecarga “inasumible”
La situación de los centros de salud del área también preocupa a CESM Omega, que denuncia que la “sobrecarga” de trabajo es “inasumible”. Achacan la situación a la “falta de sustitución del personal”, lo que unido al incremento de la población por la llegada de turistas provoca “una demora en la asistencia que está poniendo en riesgo la adecuada asistencia a los pacientes”, aseguran desde el sindicato médico, que considera “milagrosos” que “no se produzcan situaciones lamentables como la que recientemente ocurrió en el PAC de A Estrada”, donde murió un hombre por falta de médicos que lo atendiesen. l