• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Los socios del Liceo celebran una asamblea el viernes para escoger presidente o disolverse

Los socios del Liceo Casino están convocados a una asamblea para escoger nueva directiva, tras la dimisión del equipo encabezado por Antonio Castro, o disolverse como sociedad. Esas son las dos opciones por las que tendrán que optar los miembros de la histórica entidad.

Los socios del Liceo celebran una asamblea el viernes para escoger presidente o disolverse

Los socios del Liceo Casino están convocados a una asamblea para escoger nueva directiva, tras la dimisión del equipo encabezado por Antonio Castro, o disolverse como sociedad. Esas son las dos opciones por las que tendrán que optar los miembros de la histórica entidad.
En la última asamblea que se celebró en la sede de Castelao, hace un mes y ya con la directiva dimitida, los socios entendieron que no había suficientes personas como para tomar una decisión de tal envergadura y que, además, el orden del día no era clara para el calibre de las medidas a adoptar.
Por ello, pidieron a la directiva que aplazase un mes la asamblea. Será finalmente el próximo viernes, 13 de julio, a las ocho y media en primera convocatoria y nueve en segunda..
El orden del día será claro: Elección de presidente. En caso de no presentarse ninguna candidatura, que podría anunciarse durante el desarrollo de la reunión, la única opción que le quedaría al Liceo Casino sería la formación de una junta gestora que tendría un único fin: La disolución de la sociedad. Lo cierto es que el panorama es complicado.
Importante deuda
El Liceo Casino de Vilagarcía contaba en la última asamblea con poco más de 125 socios, de los cuales ni siquiera un tercio acudieron a la cita. Un número que incluso podría haber descendido a día de hoy, ya que el goteo de bajas es constante. La situación económica es también bastante preocupante. La deuda de la entidad supera el medio millón de euros y las pérdidas arrojadas en el último balance son de 98.937 euros. Entre los acreedores se encuentran los propios trabajadores de la entidad, que fueron despedidos al no poder asumir el pago de sus nóminas. En la última asamblea los socios insistieron en que el viernes esté presente el administrador judicial. l