miércoles 21.08.2019

El Supremo condena a 9 años al heredero del vilanovés clan de los “Peques” por el alijo del Silver Back

Absuelven a Pomares, a Toledano y a otros dos acusados de pertenencia a grupo criminal

Dos de los detenidos en la exitosa operación “Santa” | salvador saas
Dos de los detenidos en la exitosa operación “Santa” | salvador saas

El Supremo condena a nueve años de prisión a Francisco Javier Pomares, heredero del vilanovés clan de “los Peques”, a nueve años de prisión por los 520 kilos de cocaína del “Silver Back”; mientras que al cambadés Lorenzo Toledano le caen trece años de cárcel por también por el hachís incautado en dos barcos en la misma operación “Santa” y que ascendía a cuatro toneladas.


Absuelve el alto tribunal tanto a los dos arousanos como a otros dos acusados de pertenencia a un grupo criminal, delito por el cual les condenó la Audiencia Nacional, lo que supone que se le reste apenas un año de sentencia.

Tiene en cuenta asimismo el Supremo el agravante de reincidencia tanto para Toledano como para el “Peque”, al mismo tiempo que contempla la atenuante de confesión tardía.


La doble sentencia dictada por el alto tribunal resuelve varios recursos de casación presentado por los acusados. Rechaza el Supremo un intento del histórico Toledano por desvincularse de la confesión durante el juicio argumentando que fue en el turno de “última palabra” y sin contar con el acuerdo de la defensa.


La sentencia también establece una condena de cárcel para el sanxenxino Roberto Bernárdez Piñeiro, por un delito contra la salud pública en la modalidad de sustancias que no causan grave daño a la salud. El Supremo le impone cuatro años y seis meses de prisión y multa de 5,6 millones de euros, con responsabilidad subsidiaria de un mes de arresto en caso de impago.

Sin embargo, las sanciones económicas más graves se le imponen a Toledano y a Francisco José Prieto “Fren”, con más de 24 millones de euros; seguidos de Pomares, con algo más de 18 millones de euros.
Decomiso de lo incautado


La sentencia ratifica el relato de hechos de la Audiencia Nacional en cuanto al considerar que no se puede probar que Toledano y el “Peque” fuesen socios. El cambadés declaró en el juicio en la Audiencia que se decidió a participar en la operación por la insistencia del resto de los integrantes de la banda, debido a sus conocimientos de “náutica”, aunque él no quería. La sentencia señala como dos organizaciones paralelas las integradas por un lado por el “Peque” y por el otro por Toledano.

Asimismo, desde el Supremo se ordena el decomiso de vehículos, dinero y demás artículos intervenidos durante la operación Santa, en la que cayeron los arousanos y que dio lugar al proceso judicial. Otro de los condenados es el grovense Elvis Capelo, próximo a Pomares, que tendrá que hacer frente a siete años de prisión por el alijo de cocaína
Una operación de 2015


La operación se remonta al verano de 2015, cuando la Policía, tras un proceso de investigación y seguimiento, detuvo en Galicia, Andalucía y Extremadura a 21 personas relacionadas con el ‘clan de los Peques’ por tráfico de hachís y cocaína. Capitaneadas por el juzgado de instrucción número 1 de Vigo, las pesquisas se centraron en un grupo de lancheros vinculados al ‘clan de los Peques’. Así, la Policía descubrió que esta red se había trasladado al sur de la Península y estaba preparando varias embarcaciones para recoger hachís procedente de Marruecos.


En mayo de 2015, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad lograron interceptar dos yates y una lancha en aguas de Cartagena y en la playa de Motril, cargados con un total de unos 6.000 kilos de hachís y descubrieron que el grupo se había hecho con un velero para realizar una descarga procedente de América Latina.

Comentarios