domingo 05.07.2020

Técnicos de ambulancia acusan al Hospital de O Salnés de usarlos para cubrir la falta de celadores

Los técnicos de ambulancias dejarán de movilizar a los pacientes por los pasillos del Hospital do Salnés ciñéndose a sus competencias, es decir, al traslado sanitario

El secretario de CIG Xavier Aboi compareció ayer con trabajadores de la plantilla | mercedes rolán
El secretario de CIG Xavier Aboi compareció ayer con trabajadores de la plantilla | mercedes rolán

Los técnicos de ambulancias dejarán de movilizar a los pacientes por los pasillos del Hospital do Salnés ciñéndose a sus competencias, es decir, al traslado sanitario. Y es que aseguran estar cubriendo la “carencia” de celadores y piden a la gerencia del área O Salnés-Pontevedra que ponga remedio a lo que también constituye una “discriminación”, pues no ocurre en otros centros. 
El secretario de CIG, Xavier Aboi, compareció ayer con trabajadores de la concesionaria del servicio para anunciar la aplicación de esta medida desde el 1 de junio y tras varias reuniones y peticiones a la gerencia en las que “todo queda en palabras, pero ningunha solución”, que es dotar de celadores y medios adecuados de recepción de pacientes a los enfermeros, explicó.


Aboi relató que los técnicos de ambulancias no tienen la formación ni la equipación adecuada para desempeñar esta función que, por otra parte, no forma parte de sus obligaciones laborales. Se trata de desplazar al paciente de turno por dentro del centro de Ande hasta su destino (consultas, pruebas, etc.) y esto puede llevar minutos o una hora, según los afectados. De hecho, denunciaron que pone en “risco” a los enfermos porque normalmente van dos en una ambulancia y uno tiene que esperar en solitario dentro del vehículo, “sen ningún tipo de vixilancia ou atención” con lo que ello supone. Puede sufrir algún problema o simplemente marcharse, como ya les ha sucedido con pacientes afectados por trastornos que se han ido a la cafetería o echan a andar, llegando a la carretera en algún caso. 
En resumidas cuentas, “supón unha deixadez e unha responsabilidade que non estamos dispostos nin temos por que admitir”, sobre todo cuando sucede por una cuestión “miserable” como “aforrarlle uns cartos á Consellería de Sanidade”, criticó el sindicalista. 

Medicalizada para O Salnés 
Los trabajadores también insistieron en la necesidad de dotar a la comarca de una ambulancia medicalizada. Aseguraron que “non é un problema económico, senón político” porque, calculan, bastaría con dotar a la UVI móvil de Ande con personal fijo durante todo el año para atender urgencias y cubrir sus funciones actuales –traslados interhospitalarios–. Es más, consideran que está “infrautilizada”, pero genera un coste en guardias localizables de personal que, sumado al generado por la medicalizada de verano del PAC de Portonovo (este vehículo y su sustitutivo pasa el resto del año aparcados en una nave, “collendo po”), sería suficiente para cubrir una demanda que hasta “reconocen” ayuntamientos del PP de O Salnés, pero que “non llo din ao gran xefe”, afirmó el secretario de CIG. 

Por otra parte, la plantilla mantiene los paros del 6 y 7 de junio para exigir a la concesionaria y al Sergas la negociación del convenio laboral –caducado desde hace un par de años– y la mejora de las condiciones laborales. Y es que hablan de propuestas de rebaja salarial de un 25%. Esos días habrá servicios mínimos.

Comentarios