viernes 7/8/20

Técnicos de Ravella analizan el convenio de Lantero como herramienta de mediación

Los técnicos municipales son los encargados estos días de estudiar el convenio urbanístico de Lantero, firmado en el año 2004, y la normativa que pudo haber cambiado desde entonces, así como las alternativas judiciales y legales existentes.

Los trabajadores de Lantero estuvieron el miércoles en el Pleno de Vilagarcía	emilio moldes
Los trabajadores de Lantero estuvieron el miércoles en el Pleno de Vilagarcía emilio moldes

Los técnicos municipales son los encargados estos días de estudiar el convenio urbanístico de Lantero, firmado en el año 2004, y la normativa que pudo haber cambiado desde entonces, así como las alternativas judiciales y legales existentes. Este trabajo previo se realiza con la idea de llegar con una hoja de ruta a la reunión que el alcalde, Tomás Fole, los portavoces de los grupos de la oposición y el presidente del Comité, Jesús López, mantendrán el martes a las once de la mañana.
El encuentro se realiza con la idea de buscar posibles vías, entre ellas el citado convenio urbanístico, que sirvan para defender los puestos de trabajo de la firma cartonera instalada en O Pousadoiro. Los técnicos serán los encargados de asesorar y resolver las dudas legales sobre el convenio que afecta a una parcela en segunda línea de playa en las inmediaciones de la avenida Rosalía de Castro.
Con la reunión se pretende ejecutar el acuerdo plenario adoptado ayer por unanimidad para utilizar como elemento de presión en el conflicto laboral el documento que establecía la recalificación de los terrenos de Lantero. Esta recalificación se argumentó en su día, hace más de diez años, como medio para financiar la construcción de una nueva planta más moderna y grande que garantizase la viabilidad de la cartonera. Como condiciones se incluía la permanencia de la firma en Vilagarcía y la conservación de los puestos de trabajo durante un plazo máximo de 15 años.
Sin embargo la dirección de la fábrica instalada en O Pousadoiro entiende que en una de las cláusulas, que de todos modos no fue ratificada por el Pleno, se habla de que estas condiciones están supeditadas a las características económicas del mercado laboral. Es por ello que la compañía entiende que, con la actual crisis económica, la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo, no debe estar vinculado al citado convenio urbanístico.
Cabe recordar además que la empresa recurrió el acuerdo plenario del mes de octubre en el que toda la Corporación se mostró unánime a la hora de rechazar la recalificación de los terrenos de Rosalía de Castro. Además, en una rueda de prensa posterior, dejó sobre la mesa la advertencia de una posible demanda en caso de que el Concello se negase a ejecutar lo firmado en el convenio entre las dos partes.
A día de hoy, y con el ERE presentado en la Autoridad Laboral sin acuerdo entre las partes el pasado mes de diciembre, son un total de 48 los trabajadores que han recibido la carta de despido y otros 8 están a la espera. El ERE contempla también la reducción salarial en un 20% para la plantilla que se quede en O Pousadoiro.
La plantilla de Lantero acumula en estos momentos un total de 103 días en huelga y de guardia permanente a las puertas de la fábrica de O Pousadoiro.

Comentarios