jueves 17.10.2019

La tercera edición de Castes reunirá a bodegas de Francia, Italia, Alemania y Portugal

El evento crece un año más con la ambición de convertirse en referente de la cultura del vino
Un momento de la edición de Castes del año pasado | gonzalo salgado
Un momento de la edición de Castes del año pasado | gonzalo salgado

La tercera edición de Castes regresa el tercer fin de semana de noviembre a Vilagarcía, con la Praza de Abastos como “marco espectacular” para acoger un evento que crece y cruza fronteras.

Además de la feria, la edición continúa con el campeonato, que este año será internacional y en el que competirán bodegas de Galicia con otras llegadas desde el Bierzo, otros puntos de España y otros países como Francia, Portugal, Italia o Alemania.

Una ocasión para dar a conocer Vilagarcía y convertirse, al mismo tiempo, como referente de la cultura del vino, tal y como explicó el organizador, José Dieste, que enmarca este evento en el 70 aniversario del local que regenta, el Derby.

Dieste explica que la historia de Castes comienza hace tres años para “dar a coñecer a nosa vila e poñela como enclave do mundo do viño”. Señala el hostelero que pese a ser una zona productora no tiene muy desarrollada la cultura vinícola.

Durante estos tres años, el evento creció de forma notable, pasando de las diez bodegas de la primera edición a las 55 de la segunda. Serán cerca de setenta las que participen este año y Dieste reconoce que no se puede crecer mucho más. Uno, para no perder el carácter acogedor del evento y otro para no exceder la capacidad de la plaza.

Desestacionalización
La jornada central será el domingo 17. A primera hora de la mañana comenzará el campeonato, en el que participarán 18 equipos. Los participantes están ya confirmados al setenta por ciento. Al mediodía abrirá la feria, por la que el año pasado se acercaron sobre unas seiscientas personas. El sábado también habrá actividades, pero por el momento desde la organización prefieren mantener el misterio. El edil de Turismo, Álvaro Carou, destacó el incremento de la aportación municipal, que asciende a 2.000 euros a los que hay que sumar el apoyo logístico. Asimismo, mostró su apuesta por la “desestacionalización”.

Comentarios