viernes 22/1/21

Un total de 38 detenidos por fraude a la Seguridad Social desde Vilagarcía

La empresa, con escasa actividad laboral e investigada en la operación, tiene sede en la capital arousana
Imagen de un coche de la Policía Nacional en Vilagarcía | d. a.
Imagen de un coche de la Policía Nacional en Vilagarcía | d. a.

Treinta y ocho personas han sido detenidas en Pontevedra por un fraude a la Seguridad Social, que asciende a 753.679,24 euros y que se produjo a través de una empresa con sede en Vilagarcía que simulaba la contratación de trabajadores para obtener prestaciones sociales, informó ayer la Policía Nacional.

La investigación policial, enmarcada en la denominada operación “Tostado”, que sigue abierta, comenzó a raíz del análisis de la documentación intervenida en un operativo contra el tráfico de drogas.

Los agentes, en colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Pontevedra, determinaron que la empresa que figuraba en dicha documentación había sido mantenida para simular la contratación de trabajadores.

Su finalidad era que estos empleados acumularan los periodos de carencia necesarios que les permitiesen obtener prestaciones indebidas de Seguridad Social, acreditar periodos de alta en el Régimen General de la Seguridad Social u obtener o renovar autorizaciones de trabajo o permisos de residencia para extranjeros.

La empresa, que aparentemente tenía una escasa actividad laboral, además no ingresaba las cuotas por el alta de los trabajadores en la Seguridad Social. Una vez solicitada la información a la Tesorería General de la Seguridad Social y al Servicio Público de Empleo Estatal, los investigadores comprobaron que la empresa mantenía una serie de deudas con la Seguridad Social por un importe de 451.491,29 euros. A esta cantidad se sumaban las generadas por el propio empresario por el impago de sus propios seguros sociales, que alcanzaban los 53.456,95 euros.

Los trabajadores estaban dados de alta en las distintas actividades declaradas por la empresa, que iban desde la carpintería a la restauración y a otros servicios relacionados con las tecnologías de la información y la informática, para los que declaraban distintos domicilios.

De estos 138 trabajadores, 43 solicitaron y obtuvieron prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal tras finalizar su actividad laboral en la sociedad investigada, por un importe total de 213.922,84 euros. Otros siete trabajadores más habían solicitado y obtenido prestaciones indebidamente del Instituto Nacional de la Seguridad Social por incapacidad temporal, maternidad, pensiones y otras razones por valor de 34.808,16 euros, con lo que el fraude total descubierto alcanzó los 753.679,24 euros. 

Los agentes también constataron que alguno de los presuntos trabajadores extranjeros había utilizado el alta en la sociedad para renovar su documentación o regularizar su situación en España, motivo por el que fueron detenidas dos personas.

Comentarios