viernes 23.08.2019

Los usuarios denuncian deficiencias en el servicio del gimnasio municipal

Concello y concesionaria se echan la pelota tras la primera protesta a la puerta de las instalaciones

Los usuarios no descartan más protestas, tras meses reclamando por escrito al Concello una solución | mónica ferreirós
Los usuarios no descartan más protestas, tras meses reclamando por escrito al Concello una solución | mónica ferreirós

Los usuarios del gimnasio municipal iniciaron ayer las protestas para denunciar las deficiencias del servicio. Nadie, ni Concello ni concesionario, les niega la razón, pero ambas partes se echan la pelota mutuamente.

Las personas que acuden con frecuencia a las instalaciones situadas en Fontecarmoa aseguran que los fallos en las máquinas son constantes. “Algunhas que poñen non funcionan, outras tardan moito en reparalas e algunhas desaparecen e non volven”, asegura Roberto Abalo, portavoz de los usuarios..

La gota que colmó su paciencia, aseguran, es que hace unos días incorporaron máquinas de Pontevedra “vellas, de feito de segunda man, e que incluso algunhas delas non funcionaban desde o momento en que se incorporaron ao recinto”, explican en un comunicado.”

“A maquinaria non é último modelo. Son funcionais, pero non coas últimas tecnoloxías”, reconoce Javier Magariños, gerente de Serviocio, que explica que las reparaciones de los aparatos más antiguos llevan más tiempo. “Estamos pendentes de ver como vai o concurso para facer unha inversión”, asegura el responsable de la concesionaria.

Magariños también indica que  el contacto con el Concello es constante y que “comprende” la complejidad de los trámites administrativos. En estos momentos, Serviocio se encuentra en una prórroga extraordinaria, tras caducar en marzo las cinco que se le concedieron.

Sin embargo, el ejecutivo de Alberto Varela se muestra tajante al anunciar que “esixirá á concesionaria da piscina municipal que renove a maquinaria do ximnasio con obxectivo de garantir a prestación do servizo”. Así se lo trasladará el edil de Deportes, Miro Serén, a los responsables de Serviocio en una reunión que tendrá lugar hoy mismo.

Los socialistas aseguran compartir la postura de los usuarios, a los que, eso sí, pide “que entendan esta situación de excepcionalidade” que, dicen, “ten como último obxectivo ampliar a piscina municipal e mellorar todas as súas instalacións e equipamentos”.

Y es que el Concello indica que en el pliego que se están elaborando para sacar a concurso la piscina municipal se incluirá la renovación de la maquinaria.

El problema es que dicho documento también tiene que incluir la totalidad de las instalaciones, y el ejecutivo prevé ampliarlas, actuación que todavía no está ni licitada. “Ata que a obra non estea completada non se poden incluir nos pregos da concesión as novas instalacións”, explican desde Ravella, que admite que la resolución de ambos concursos aún puede tardar dos años.

No es el primer problema que se produce en los servicios que presta Ravella debido a la lentitud en la gestión relacionada con licitaciones. Sin embargo, en este caso son los propios usuarios los que se movilizaron.

Cambios de monitores
Los usuarios también se quejan de los continuos cambios en los monitores, ya que algunos de los que llevaban más tiempo se fueron y llegaron “rapaces novos sen tanta práctica”, explica Abalo. Al tratarse de personas mayores, algunas con problemas de movilidad, reclaman una atención más estable.

Comentarios