Jueves 21.03.2019

Valga decreta tres días de luto oficial y suspende todas las actividades como rechazo al crimen machista

Concentraciones apelando a la concienciación ciudadana se celebraron a lo largo de toda la jornada

La Corporación y la ciudadanía de Valga se concentró a las puertas del Consistorio después del pleno en el que se acordaron los tres días de luto oficial | mónica ferreirós
La Corporación y la ciudadanía de Valga se concentró a las puertas del Consistorio después del pleno en el que se acordaron los tres días de luto oficial | mónica ferreirós

El Pleno de la Corporación de Valga decretó ayer tres días de luto oficial y la suspensión de todas las actividades previstas como condena al crimen machista que acabó con la vida de la vecina de Setecoros, María José Aboy, tras ser disparada con una escopeta por su marido, Javier Bello, que posteriormente se suicidó.

El entorno del Consistorio valgués era un hervidero al filo de las doce de la mañana, tanto por la masiva presencia de medios de comunicación como por los numerosos vecinos que se acercaron hasta el lugar. La edila de Igualdade, Begoña Piñeiro, fue la encargada de leer el acuerdo plenario con la voz quebrada y al borde de las lágrimas. “A violencia de xénero cobrouse a vida da nosa veciña María José Aboy, unha muller xoven con toda a vida por diante e con moitos soños por cumprir e metas que xa non poderá acadar”, apuntó. PP y PSOE, los dos grupos que conforman la Corporación, expresaron “a súa máxima condena a este asasinato machista” y su “absoluto rexeitamento a todas as formas de violencia contra as mulleres, xa sexa psicolóxica, económica, física ou sexual e que supoñen un atentado contra a dignidade e integridade das mulleres”.


La Corporación apeló al “traballo conxunto entre institucións e cidadanía para erradicar a barbarie que representa a violencia machista, unha lacra que afecta de xeito dramático á nosa sociedade e é expresión máxima da desigualdade de xénero”.


En la sesión plenaria incidieron en que la violencia de género “non é un asunto privado, senón un problema social que se combate con tolerancia cero ante calquera comportamento machista. Como sociedade non podemos permanecer impasibles ante este atentado contra os dereitos humanos”.


Además de los tres días de luto oficial las banderas del Concello ondearán también a media asta y la del municipio tiene además un crespón negro.
Tras la sesión plenaria extraordinaria la Corporación, trabajadores municipales y vecinos de la localidad salieron al exterior del Consistorio en donde mantuvieron un minuto de silencio por la víctima del asesinato machista.


En Caldas, municipio vecino del valgués, también hubo una concentración a la una de la tarde a las puertas del Consistorio.


La ciudadanía valguesa respondió al crimen machista de forma contundente. Poco después del minuto de silencio en el Concello los alumnos del IES de Valga se concentraban en el patio escolar y leían un manifiesto de rotunda condena a lo acontecido. Por la tarde en la plazuela el colectivo feminista O Refaixo de Carolina también reunía a decenas de personas y destacados políticos con lemas y pancartas de “Antes de amarnos, aprende a respectarnos”.

Visible consternación
Los vecinos del municipio que acudieron a la concentración se mostraban visiblemente consternados por lo acontecido. “Cómo imos estar? Pois mal. Sempre pensas que esas cousas non pasan aquí, que pasan lonxe, pero está visto que a vida de cada casa é un mundo”. Otros incidían en que “son momentos moi duros porque era xente nova e cunha vida por diante e non sabes como poden pasar estas cousas”.


Tanto el cuerpo de la víctima, María José Aboy, como la del hombre que acabó con su vida, Javier Bello, serán enterrados hoy en el cementerio parroquial de Carracedo.

Comentarios