miércoles 20/1/21

Varela tacha de “imperdoable” el rechazo del PP a la propuesta para lograr bajar el precio del tren

El alcalde, Alberto Varela, cargó ayer contra el PP gallego y vilagarciano después de que su grupo parlamentario rechazara una iniciativa para convertir el eje ferroviario A Coruña-Vigo

El alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela | gonzalo salgado
El alcalde de Vilagarcía, Alberto Varela | gonzalo salgado

El alcalde, Alberto Varela, cargó ayer contra el PP gallego y vilagarciano después de que su grupo parlamentario rechazara una iniciativa para convertir el eje ferroviario A Coruña-Vigo en línea de Cercanías lo que supondría, entre otras cosas, el abaratamiento del billete. Le parece “imperdoable” esta decisión que también beneficiaria a los vecinos del resto de la comarca de O Salnés aunque, por otra parte, no le sorprende pues asegura que se niega “sistematicamente a defender os intereses” de los arousanos. 

Varela considera “lamentable” su postura ante la petición defendida por el diputado socialista Julio Torrado y que partió del propio Concello de Vilagarcía. Y es que se le pedía que “realizase unha simple xestión ante o goberno do Estado”. Sin embargo, “se desentende con total descaro dos vilagarciáns” cuando además, esta medida, aseguró, se ha implantado en otras comunidades como Cataluña o Madrid y en trayectos de “distancias similares ou incluso superiores aos do eixo Coruña-Vigo”. Es más, para el regidor municipal existe una “clara discriminación” porque al considerarlos de Cercanías, en lugar de Media Distancia, como sucede en este tramo gallego, los precios de los billetes “son inferiores aos que pagamos aquí”. 

Varela cree que el rechazo de los populares en el Parlamento gallego “é a gota que colma o vaso” de un gobierno autonómico que “ten a Vilagarcía castigada dende hai moitos anos”. Así, puso como ejemplo reivindicaciones municipales “históricas” y a las que el Ejecutivo de Núñez Feijóo “leva anos facendo caso omiso” como la “negativa” a construir el centro de salud o la “nula inversión” en saneamiento, a pesar de los anuncios hechos por la propia Xunta, pero también nombró el “desmantelamento da área sanitaria do Salnés” o la negativa a dotar de una ambulancia medicalizada. Y todo esto “coa conivencia do PP local que cala e aplaude as inxustas e partidistas decisións dos seus xefes, pese ir en claro detrimento dos intereses dos vilagarciáns”. Es más, le acusó de ser “colaborador necesario” de la Xunta “á hora de castigar a nosa cidade”.

Comentarios