martes 22.10.2019

Vilagarcía y Caldas acusan a la conselleira Vázquez de saltarse el acuerdo de 2018 para la Vía Verde

Exigen que cumpla el compromiso de su antecesora y en los mismos términos, pues le acusan de rebajar la cuantía
Los alcaldes de Vilagarcía y Caldas, Alberto Varela y Juan Manuel Rey comparecieron ayer | mónica ferreirós
Los alcaldes de Vilagarcía y Caldas, Alberto Varela y Juan Manuel Rey comparecieron ayer | mónica ferreirós

Los alcaldes de Vilagarcía y Caldas de Reis, Alberto Varela y Juan Manuel Rey, reclamaron ayer a la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, que cumpla con el “compromiso” de su antecesora y aporte los 200.000 euros que le corresponden para rematar la Vía Verde. Y es que todo lo acordado hace año y medio es papel mojado y la Xunta quiere estudiar otra vez el proyecto para buscarle cabida en fondos europeos, en lo que los regidores consideran una “tomadura de pelo” que responde a “intereses políticos e electoralistas”.

El alcalde caldense explicó que la reunión del lunes con Vázquez fue “bastante desagradable” y que, para su sorpresa, no reconoció los acuerdos previos. Según Varela, era que se firmarían dos convenios diferentes con las administraciones colaboradoras con los tres concellos implicados y que su aportación sería de un 35% para recuperar el puente de hierro sobre el río Umia, señalización y mobiliario. El alcalde vilagarciano acudió a la hemeroteca para demostrarlo, enseñando informaciones de prensa del 6 de abril de 2018 sobre una reunión con la directora xeral de Patrimonio. “Estase a enganar á xente a parte da falta de respecto institucional porque tras esa reunión no nos devolvían as chamadas porque estabamos preto das eleccións e non querían que o proxecto saise adiante”, manifestó.

Pero ahora, año y medio después, “din que non é así”, añadió Varela. La Xunta pide otra vez la documentación para configurar un convenio y ver si tiene cabida en los fondos europeos, pero además “rebaixa” la cuantía pactada inicialmente de 200.000 euros. Según el alcalde vilagarciano, la deja en 176.000 euros que “non é o 35% acordado, é un 28%. Supoñía que a Xunta do PP sabe que nas obras hai que pagar o IVE”.

Los alcaldes socialistas reclamarán esa diferencia y siguen dispuestos a “realizar de xeito xeneroso un esforzo de pagar máis para salvar a infaestrutura”. Y es que así se acordó, de tal manera que el tercer ayuntamiento, Portas, tendrá que pagar menos atendiendo a cuestiones de una menor población y presupuesto municipal.

De hecho, Varela y Rey le pidieron ayer que hable con su antecesor –quien inició este proyecto compartido– tras “cargar inxustamente contra a Deputación, que foi a única que cumpriu e en tempo”. Cabe recodar que el popular Roberto Martínez la acusó de “segregar” a su municipio en el convenio, pero “se non estivera, o anterior alcalde non firmaría o acordo”, le replicaron los socialistas.

Los alcaldes aseguran que la institución provincial también actúa en tramos del término municipal de Portas, pero que si la Xunta no aporta su parte “vai ser o concello máis prexudicado” porque la vía que atraviesa Vilagarcía y Caldas “vai quedar lista”, aunque “dóeme moito que o elemento máis icónico quede descolgado”, dijo Rey sobre el puente. De hecho, cree, que al final, la administración autonómica “vai pasar polo aro porque Portas é o máis afectado”.

“Intolerable”

El portavoz del PSOE en la institución provincial, Carlos López Font, también respondió al regidor popular: “As súas declaracións son absolutamente intolerables; ou non se decata dos proxectos do seu concello ou minte con total descaro”, manifestó “indignado”. Así las cosas, considera que, decir que segregaron a Portas, “é unha absoluta falacia”.

El socialista también se dirigió a Vázquez calificando su postura de “infame regate” y concluyó añadiendo que lo que tendría que haberse hecho era firmar un convenio a tres bandas, pero según los socialistas fue la Xunta quien puso problemas. l

Comentarios