jueves 6/8/20

Vilagarcía es el concello gallego que más gasta en recogida de residuos

Un informe del Consello de Contas detecta la falta de vigilancia sobre la contaminación acústica en la ciudad
Operarios municipales recogen toneladas de basura tras un evento multitudinario | mónica ferreirós
Operarios municipales recogen toneladas de basura tras un evento multitudinario | mónica ferreirós

Un informe fiscalizador del Consello de Contas señala que Vilagarcía es el concello gallego que más gasta por habitante en recogida y gestión de residuos. Analizando los ejercicios 2017 y 2018, y según la información facilitada por el propio Concello, la entidad autonómica concluye que en la capital arousana se gastaron 4.133.669,18 euros en este concepto, lo que supone 110,29 por habitantes.

Es, junto a Baiona, la única localidad gallega que supera los cien euros por habitantes y forma parte de los siete municipios que se sitúan por encima de la media nacional de gasto, que se encuentra en los 79,89.

No aparecen en los datos del informe los ingresos en esta materia obtenidos por el Concello durante el periodo que se analiza en el informe, que tiene como objetivo analizar las políticas medioambientales en los municipios de más de diez mil habitantes.

En materia de gestión de residuos, la capital arousana no llevó a cabo actuacio9nes de difusión, información y sensibilización entre la ciudadanía y el personal para fomentar la prevención en la generación y la separación en origen.

Durante el año 2017, en Vilagarcía se recogieron un total de 19.533, 04, toneladas de residuos, de las cuales 542,58 fueron de papel o cartón; 552,84 de vidrio; 614,58 de otros envases; 39,97 de aparatos eléctricos; 80,07 de textil y 17.703 de aceite.

El servicio se presta en Vilagarcía mediante una serie de empresas diferentes que se encargan del transporte de residuos (según su tipo), mientras que la recogida se enmarca en la adhesión al modelo de gestión de Sogama.

Sin planificación
Echa en falta el informe del Consello de Contas la elaboración de un Programa de gestión. Desde Ravella argumentan que no existe por carecer de personal técnico. En cuanto la contaminación acústica, Vilagarcía destaca por la falta de control de la ley en materia de contaminación acústica, ya que no se inició ningún expediente, ni se realizaron labores de inspección o control. Más cumplidora es la localidad, sin embargo, en materia de contaminación lumínica, siendo uno de los pocas que llevó a cabo una auditoría para ahorro energético.

Comentarios