viernes 4/12/20

Vilagarcía vuelve a congelar tasas e impuestos y bonifica el rodaje a personas con discapacidad

Alberto Varela reconoce que “non é o momento” de “facer máis presión fiscal sobre as familias”
Alberto Varela es el alcalde de Vilagarcía | m. ferreirós
Alberto Varela es el alcalde de Vilagarcía | m. ferreirós

Congelación de tasas e impuestos en 2021. Esa es la propuesta que el gobierno local de Alberto Varela ha presentado a la oposición para lograr el apoyo de la misma en el Pleno a celebrar la próxima semana. Se trata de una de las sesiones económicas más importantes del año y que defienen el calendario fiscal vilagarciano. Con o sin el apoyo del resto de partidos Varela sacará adelante su propuesta al contar con una holgada mayoría absoluta. El regidor socialista comparecía ayer para reconocer que “é unha situación de gran incerteza e non queremos que esto implique máis presión fiscal para as familias” La propuesta, que él mismo definió como equilibrada, segura que es “a única posible” para mantener la estabilidad financiera de las arcas municipales.

Además de la congelación general de las tasas el recibo del agua y de la depuración bajará un 0,60 al ser el IPC negativo. Ello, en todo caso, no repercutirá en el recibo que cada vecino tenga que abonar a Espina y Delfín. El alcalde explicó que donde sí se notará una ligera bajada en el recibo será en la basura. “Notaranse sobre uns tres euros menos”, matizó.

Una de las novedades de la revisión de tasas para 2021 es que se incluye una nueva bonificación en el impuesto de rodaje para aquellas personas con una discapacidad igual o superior al 80% que precisen de alguien para sus traslados. Así lo aclaró la edila de Facendo, Luz Abalo.

El regidor socialista reconoció que la situación de pandemia actual obliga a los concellos a hacer inversiones extraordinarias y, por lo tanto, ver reducidas las cantidades que podrían destinarse a otras cosas. “No capítulo de investimentos, que se darán a coñecer no Presuposto, quédanos pouca marxe de maniobra, pero algo poderemos facer grazas aos fondos da Deputación e aos europeos”, explicó Varela.

El alcalde recordó que “levamos cinco anos sen subir impostos porque entendemos que non podemos sangrar máis aos fogares”. De hecho advirtió que personas que no tenían expediente en el área de Servizos Sociais se han visto obligadas, con la pandemia, a recurrir a este departamento.

Varela hizo especial mención al impuesto del IBI. “Baixamos o tipo impositivo do 0,60 do PP ao 0,51 e iso supuxo deixar de ingresar en todos estes anos catro millóns de euros. Fixémolo porque entendemos que non podemos ir na liña de recaudar máis vía IBI, aínda que no recibo non se note precisamente pola revisión da ponencia de valores que fixo no seu día o PP”, matizó Varela.

El regidor confió en “contar co respaldo do resto dos grupos” a los que presentó ya su propuesta económica en materia de tasas e impuestos para su análisis detallado antes del debate del jueves de la próxima semana.

Será, fundamentalmente, una sesión de carácter económico aunque también se debatirán mociones de otra índole como una sobre la situación fiscal de los emigrantes retornados -que ya fue varias veces a Pleno-, la petición de En Común de que las PCR se practiquen en el Hospital do Salnés u otra de la misma formación para instar a la Xunta a adoptar medidas contra la trata y la prostitución.

Comentarios