martes 24/11/20

La Xunta constata la ausencia de restos de fuel en la Ría de Arousa

El Servizo de Gardacostas desactiva el plan Camgal puesto en marcha tras la mancha detectada
La mancha de fuel mantuvo en alerta a los servicios de vigilancia los pasados días
La mancha de fuel mantuvo en alerta a los servicios de vigilancia los pasados días

La Xunta de Galicia acaba de desactivar el Plan Territorial de Contaminación Mariña Accidental de Galicia (Camgal) después de constatar la ausencia de manchas y restos de fuel en la Ría de Arousa. Cabe recordar que la administración autonómica activó este protocolo después de que la semana pasada apareciesen unas manchas en la Ría, fuera de la costa y entre Ribeira y la Illa da Rúa.

Después del seguimiento realizado en los últimos días por distintas embarcaciones del Servizo de Gardacostas de Galicia y medios de Salvamento Marítimo del Estado se confirma que no hay ningún resto de fuel ni nuevas manchas en la zona. Cabe recordar que ya previamente al Plan Camgal el gobierno del Estado ya había activado el Plan Marítimo Nacional.

Desde la Xunta de Galicia recuerdan que los medios autonómicos que permanecieron en alerta en la zona en las últimas jornadas fueron el buque Irmáns García Nodal y las patrulleras Punta Falcoeiro y Punta Roncadoira. Su trabajo dio continuidad a las tareas realizadas la semana pasada -en coordinación con Salvamento Marítimo- para contener y eliminar la mancha de fuel y que contó con la participación tanto del personal del Servizo de Gardacostas como del Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar), ubicado en Vilaxoán. Fue precisamente este centro el que realizó un seguimiento de la mancha mediante boyas durante todo el operativo. A ellos se le sumaron también dos drones de la Axencia Galega de Emerxencias para la inspección del área afectada.

El operativo en la zona fue seguido desde el primer momento por el subdirector xeral del Servizo de Gardacostas, Lino Sexto, mientra que el Intcmar cerró de modo cautelar el único polígono de bateas que estaba abierto en la zona, el Ribeira B, cierre que fue levantado el pasado viernes dado que la mancha finalmente no se acercó al entorno de las plataformas bateeiras. De esta forma la tranquilidad vuelve en este aspecto al entorno de la Ría arousana.

Comentarios