La Xunta financiará la Vía Verde de O Salnés con fondos europeos

El apoyo manifiesto de la administración autonómica da vía libre a la senda verde que los concellos de Vilagarcía, Portas y Caldas quieren poner en marcha sobre el antiguo trazado ferroviario. E

La Xunta financiará la Vía Verde de O Salnés con fondos europeos
Varela, Rey y Estévez acudieron ayer a una reunión con la directora xeral de Patrimonio Natural de la Xunta | g. salgado
Varela, Rey y Estévez acudieron ayer a una reunión con la directora xeral de Patrimonio Natural de la Xunta | g. salgado

El apoyo manifiesto de la administración autonómica da vía libre a la senda verde que los concellos de Vilagarcía, Portas y Caldas quieren poner en marcha sobre el antiguo trazado ferroviario. El proyecto ya cuenta con la financiación comprometida de la Diputación de Pontevedra aunque, eso sí, condicionada a la respuesta de Xunta.


La respuesta del gobierno gallego llegó a finales del año pasado y ayer los alcaldes de los municipios promotores, Alberto Varela, Juan Manuel Rey y Víctor Estévez, acudieron a Santiago para reunirse con la directora xeral de Patrimonio Natural, María del Carmen Martínez.
La responsable autonómica explicó a los regidores que la Consellería de Medio Ambiente pretende financiar su parte de la Vía Verde a través de los Fondos Feder. Para ello es necesario firmar un convenio entre las cinco administraciones implicadas (las tres municipales, la provincial y la autonómica).
Además, para justificar la subvención ante los organismos europeos, la Xunta debe licitar directa e individualmente la parte de la obra que financiará. El resto de la actuación la puede licitar en un todo la Diputación.
El proyecto, elaborado por la Fundación de Ferrocarriles Españoles, hace meses que está listo y solo quedan pendientes los trámites administrativos para poder iniciar la obra.

Características
La Vía Verde de O Salnés tendrá una longitud de 9,195 kilómetros, partiendo de Abelle (Rubiáns), pasando por Caldas y finalizando en la estación de Portas. Será una senda de uso peatonal y ciclista que aprovechará el trazado ferroviario en desuso entre estas tres localidades. La ejecución del proyecto asciende a 565.533 euros.
El trazado se reparte entre los 1-795 metros que discurren por el término municipal de Vilagarcía, los 4.917 de Caldas y los 2.483 de Portas. A lo largo de su recorrido destacan varios lugares y puntos de interés, como el pazo de Rubiáns, el antiguo apeadero de Ande, el puente metálico sobre el Umia (que se recupera con este proyecto) o la Azucareira situada en Portas.

A todo esto hay que sumar el atractivo etnográfico y cultural con el que cuenta, con ejemplos de arquitectura popular típica del rural gallego, los minifundios o el bosque autóctono. Para disfrutar de estos atractivos el proyecto prevé la creación de tres áreas de descanso y dos miradores.
Además de acondicionar la senda en sí, el proyecto prevé la señalización homologada de las Sendas Verdes de España, paneles informativo al inicio y al final y en los distintos puntos de acceso intermedio así como mobiliario, como bancos o papeleras.

Este proyecto busca también una salida al antiguo trazado ferroviario, tras su abandono para poner en marcha al línea de alta velocidad. Se trata de una actuación que promovieron conjuntamente los municipios de Vilagarcía, Caldas y Portas y que apoyan Diputación y Xunta.