jueves 1/10/20

La Xunta impone al Cotarelo, al Alobre y al Asorey las clases semipresenciales en Bacharelato

Los sindicatos exigen desdobles e inciden en que no existen medios para clases en “streaming”
La Praza de Galicia de Vilagarcía volvió a acoger ayer una nueva concentración | mónica ferreirós
La Praza de Galicia de Vilagarcía volvió a acoger ayer una nueva concentración | MÓNICA FERREIRÓS

Los institutos Castro Alobre y Cotarelo de Vilagarcía y el Francisco Asorey de Cambados están, en estos momentos y con el protocolo de la Xunta para la vuelta a las clases, abocados a la docencia semipresencial. Los sindicatos que ayer se concentraron en la Praza de Galicia en una nueva jornada de protesta contra la actitud y la “improvisación” de la Consellería de Educación en la vuelta a las aulas denunciaron que, a día de hoy, “cada centro aínda non sabe con canto profesorado vai contar para este curso e estamos a escasos días de que se inicien as clases”. De hecho está previsto que empiecen el miércoles 23. Sin embargo, y así lo expresó Marta Ferreiro de la CIG, no será hasta mañana cuando se conozca el número de profesorado con el que contará cada centro educativo. “Sen profesores non hai posibilidade de desdobles e sen desdobles é imposible cumprir as medidas de distanciamento en moitos centros educativos de Secundaria e Bacharelato”, explica Ferreiro. Es el caso, de hecho, del Alobre o del Francisco Asorey. “Hai mestres dispostos a dar clase polas tardes, pero para o desdoble son precisas más contratacións”, reseña Ferreiro.

Respecto a la semipresencialidad en las aulas Ferreiro incide en que es algo que se “impón dende a Consellería” y que, en el caso de la comarca, afecta al IES Castro Alobre y al Asorey así como a todos los FP del Cotarelo. En esten sentido manifiesta que “hai que ter en conta que estes centros non teñen material para facer este tipo de ensinanza “en streaming” e que, por outra banda, hai alumnado que tampouco conta cos medios adecuados para seguila”. Añade que “no caso de segundo de Bacharelato estamos falando de que pode haber discriminación respecto doutros centros porque é un alumnado que ten que presentarse ás probas de Selectividade”. De ahí que insten a la Xunta a “sentarse a negociar” y a contratar más profesores para reducir ratios. l

Comentarios