domingo 15.12.2019

Xurxo Abuín deja la presidencia de los comuneros de Rubiáns y denuncia una campaña difamatoria

Una lista liderada por Álvaro Paz propugnó   una moción de  censura y optará  a la junta rectora.

Xurxo Abuín acompañado por otro miembro de la directiva anunció ayer que deja la Comunidad de Montes | gonzalo salgado
Xurxo Abuín acompañado por otro miembro de la directiva anunció ayer que deja la Comunidad de Montes | gonzalo salgado

Xurxo Abuín dejará de ser presidente de la Comunidad de Montes de Rubiáns en apenas dos días. Así lo comunicó ayer el que fue el fundador de la entidad, al frente de la cual lleva trece años. Es una decisión que lleva tiempo pensando pero que llega en medio de una moción de censura y, denuncia, de una campaña “difamatoria” contra su persona.


El domingo, a las seis de la tarde, está convocada una asamblea en el centro social de Rubiáns para elegir nueva junta directiva. La actual cumplía cuatro años en el cargo el próximo mes de diciembre, pero adelantó los comicios tras recibir una moción de censura firmada por medio centenar de los 150 socios que posee la entidad. Abuín ya advierte de que no tiene intención alguna por presentarse para revalidar el cargo. Si no hay ninguna lista alternativa, todo parece indicar que será Álvaro Paz el que lo releve en el cargo.

Contra Paz Tarrío cargó el todavía presidente de los comuneros, ya que lo considera el autor o promotor de una serie de acusaciones, como que se había “llevado” 600.000 euros de la caja de la Comunidad de Montes, o incluso “trece millóns”.
Abuín asegura que desde hace unos meses Paz Tarrío forma parte de un grupo de vecinos que recorren “porta por porta” las casas de Rubiáns para reclamar a los vecinos apoyo para desbancar a la actual directiva de la Comunidad de Montes de Rubiáns.
Además, incide en que en los últimos meses, el que llegó a ser secretario de la entidad, se dedicó a ir a las asambleas para “reventarlas” y que “tiven que ir á porta a buscar a varios directivos para que non marcharan”.

Conflicto por lindes 
 La situación actual deriva de un conflicto por lindes entre la Comunidad de Montes y un particular, Manuel Carregal, que es uno de los que lidera el sector crítico.
Abuín asegura que en diciembre de 2015 recibieron la visita de Carregal, “un veciño de A Coruña, aínda que naceu en Rubiáns”, que protestaba porque se habían realizado tareas de limpieza y plantación en terrenos de su propiedad. Entonces, Paz Tarrío formaba parte de la directiva y solicitó al denunciante acceso a la documentación, pero no accedió alegando razones “sentimentales”.
Sin embargo, no fue hasta el pasado mes de septiembre cuando el asunto llegó a los juzgados en forma de acta de conciliación. La directiva de los comuneros, que en los inicios había intentado, dijo Abuín, un acuerdo económico, se opuso a las pretensiones de Carregal. El todavía presidente de la entidad asegura que las parcelas del demandante crecieron hasta en un 328 por ciento desde su compra, justo después de la guerra civil. Además, Abuín asegura también que en el burofax que recibió en agosto, y en el que un despacho de abogados le pedía documentación de la Comunidad en nombre de once comuneros, varios de los interesados no tenían conocimiento de su inclusión en dicha lista y otros “foron enganados”. En cualquier caso, los denunciantes optan ahora a hacerse con el mando de la Comunidad de Montes.

Comentarios