jueves 04.06.2020

Yolanda García y Raquel Martínez | “El parto en el Hospital do Salnés parece algo hippie pero todo lo que se hace está bien documentado”

supervisora de partos y pediatra del Hospital do Salnés, que acaba de recibir la reacreditación por su atención humanizada al parto, un trabajo de muchos meses en el que se coordinan con Atención Primaria y que convierte a Ande en un referente para toda Galicia.

Yolanda García y Raquel Martínez son parte de un gran equipo de profesionales que es reconocido a nivel internacional | gonzalo salgado
Yolanda García y Raquel Martínez son parte de un gran equipo de profesionales que es reconocido a nivel internacional | gonzalo salgado

El servicio de Obstetricia del Hospital do Salnés hace tiempo que es una referencia. En 2005 el centro recibió por primera vez el distintivo “Amigo de los niños”, que cada cierto tiempo debe renovarse. Fue en 2017 cuando la gerencia, a propuesta de los trabajadores, decidió solicitar la reacreditación. Un proceso que culminó en febrero con la entrega de la IHAN y en el que tuvieron un papel protagonista Yolanda García Freijeiro, coordinadora de partos, y Raquel Martínez Lorenzo, pediatra.

¿Qué diferencia al Hospital do Salnés para tener esta acreditación?
Y.G.: La IHAN exige diez pasos con respecto a la lactancia materna, pero a partir de 2009 la filosofía incluye la humanización del parto. Está comprobado científicamente que la forma de nacer influye a la lactancia. En un parto instrumentalizado al niño le cuesta más agarrarse. La IHAN le da importancia a la lactancia, pero también a que se cumpla la estrategia de atención al parto normal del Ministerio y a que se fomente el apoyo a la madre que no amamanta, que muchas veces parece que las tenemos abandonadas. También es importante fomentar el piel con piel en esas madres. Los primeros días son fundamentales para el desarrollo futuro. Otros requisitos son cumplir el código internacional de sucedáneos de leche materna, por lo que no podemos tener publicidad a la vista de leches artificiales. Es una visión más amplia.

¿Cuándo comienza el proceso?
Y.G.: Es un trabajo de coordinación con la Atención Primaria. Hay una comisión en la que está un equipo multidisciplinar de Hospital, una matrona del centro de salud y una madre que forma parte del grupo de apoyo, ya que para nosotros es muy importante saber qué opinan las madres. El primer contacto que tiene la embarazada con el profesional sanitario se da en la matrona, que en las clases de preparación ya hablan de los beneficios..

¿Y cuáles esos beneficios y durante cuánto tiempo se recomienda?
Y.G.: Los beneficios que tiene para el bebé es el contacto piel con piel que se hace mucho más evidente. La leche materna es la primera vacuna, ya que se trasladan las inmunoglobulinas de la madre al bebé, lo que le protege de muchísimas enfermedades. Influye también a la hora del desarrollo neurológico, porque recibe muchos más estímulos que un niño alimentado con leche artificial. Además, en el plano social es un método mucho más ecológico y, desde el punto de vista estético, la madre recupera antes su peso, ya que se gastan muchas calorías. La lactancia materna en países subdesarrollados salva vidas

R.M.: La lactancia materna disminuye el riesgo de alergias y favorece la relación del niño con la madre. En cuanto a la mujer, favorece que el útero vuelva a su lugar. Además, es un método más económico, una familia que le da biberón al niño gasta una media de mil euros al año. Y también es menos peligrosos. En la preparación de biberón siempre hay riesgo de infección, tanto en el momento de la preparación como después, porque la leche se puede contaminar una vez abierta. Además, el pecho siempre está a la temperatura adecuada, mientras que un biberón puede producir quemaduras; reduces sobrecargas por demasiado polvo o desnutriciones por quedarte corto. En cuanto al tiempo, la OMS recomienda dar lactancia materna hasta los seis meses de forma exclusiva. En el caso de las mujeres que se tienen que incorporar al trabajo. Si no es posible extraer leche, hay que empezar con la complementaria. Después, hasta que la mamá y el bebé quieran.

En cuanto al parto, ¿en qué se diferencia el Hospital do Salnés?
R.M.: Yo trabajé en otro tipo de hospitales y, cuando se habla del Salnés se piensa en algo un poco hippie. El parto en la bañera llama un poco la atención, pero todo lo que se hace está bien documentado. Antes del parto se hace una reunión con las madres, una grupal y otra individual. Este es uno de los pocos hospitales en los que se favorece el piel con piel precoz en cesáreas. Esto favorece el vínculo porque el bebé está más activo en las dos primeras horas después de nacer. Además, es la mejor forma de mantener el calor.

Y.G.: .El contacto piel con piel precoz es muy importante porque en ese momento hay una descarga de hormonas grandes. En las reuniones se entrega a las madres un plan de parto, con varias opciones, entre las que pueden elegir. Luego pueden cambiar de opinión. El respeto es fundamental. Lo que sí se mima mucho es el confort y el ambiente. Se bajan las luces y se cierran las puertas para que sea un ambiente más íntimo. El bebé viene del útero, que es como una cueva, ya la transición se intenta que sea tranquila y conservadora. Eso se consigue casi a oscuras, bajando mucho la luz. Las matronas se ayudan con linternas o espejos, lo que permite a la madre ver como va llegando el bebé y la anima. Además también se da la opción de que traigan su música y se les puede ofrecer alguna infusión.

¿Cómo recibieron la reacreditación IHAN tras el largo proceso?
Y.G.: Es un reconocimiento muy grande para todos los profesionales porque es un esfuerzo enorme tanto de los compañeros de Atención Primaria como de todo el equipo del área materno-infantil.

R.M.: Hay mucho trabajo que no se ve, como el de apoyo a las mamás que quieren dar el pecho. Lleva estar mucho tiempo junto a la mamá, incluso de rodillas. Persona encorvado horas y horas, en distintos turnos. Se dejan las rodillas y la espalda ayudando. l

Comentarios