Imprimir

Zara reabre en el corazón de Milán una de sus tiendas más emblemáticas

Redacción | 06 de Septiembre de 2018

Zara reabrió ayer sus puertas en Corso Vittorio Emanuele, una de sus tiendas más emblemáticas y la primera que la marca gallega abrió en Italia.

Zara reabrió ayer sus puertas en Corso Vittorio Emanuele, una de sus tiendas más emblemáticas y la primera que la marca gallega abrió en Italia. Tras cuatro meses de reforma, una de las flagship globales más representativas de la multinacional coruñesa se reinaugura con una nueva imagen y manteniendo guiños al espacio que acogió entre 1941 y 1999, el cine Astra. 
El establecimiento cuenta con una superficie de 3.500 metros cuadrados y acoge en sus cuatro plantas las secciones de Señora (Woman, Basic y TRF) y Niño, a las que se añade la denominada sección online, dedicada a la compra y recogida de pedidos por internet. La sección de Caballero, que se encuentra en el edificio contiguo, fue completamente renovada en 2017. 

Un servicio ágil
La novedad de la sección online, con la que solo cuenta otra tienda en todo el mundo, busca “intensificar la experiencia de compra del cliente”, según señalan desde la textil, ofreciendo un “servicio ágil, cómodo y agradable”. De este modo, todo aquel que prefiera pueden seguir en este espacio el esquema de compra tradicional o consultar las prendas en la app de la marca y realizar su compra desde la propia tienda. 
Además, la tienda de Milán, en la que trabaja más de un centenar de personas, cuenta con un “punto automatizado de recogida”, en el que los clientes que hayan realizado un pedido a través de internet pueden escanear el código desde su teléfono móvil y 
este distribuidor inteligente le entrega su paquete en cuestión de segundos. 

Ecoeficiencia
Desde la textil destacan el compromiso medioambiental tanto en diseño como en la construcción y las prácticas que están llevando a cabo en todas su aperturas y reformas en materia de sostenibilidad. En concreto, Zara Vittorio Emanuele logra ahorrar un 40% de agua y un 20% de electricidad respecto a las tiendas convencionales. 
Para ello, el establecimiento cuenta con sensores de movimiento, sistemas de control de temperatura, control del uso eléctrico centralizado, luces LED y programas de iluminación automático. Además se lleva a cabo un control continuo de la calidad del aire para que sea óptima en todo momento. Inditex espera que en 2020 todas sus tiendas se hayan incorporado ya a este plan de ecoeficiencia.
Por su parte, el plástico se recicla y otros elementos como perchas o alarmas se reutilizan, además de utilizar solamente madera que proviene de bosques de gestión sostenible
La encargada de dirigir el proyecto arquitectónico fue la coruñesa Elsa Urquijo, que teniendo en cuenta que el espacio utilizado para la tienda es el de un antiguo cine quiso “mantener ese espíritu” y que los clientes “perciban esa historia y se den cuenta de que están en un espacio monumental cuando están dentro” de la tienda. Además, el espacio interior hace que todo aquel que lo visite “llegue a cada planta con la idea de que está accediendo a una sala de cine”. Para ello se instalaron las escaleras mecánicas en el extremo opuesto a la pared en la que se instaló una gran pantalla, en el lugar en el que estaba ubicada la del cine original. 
Además, quiso “trasladar el patio de butacas al techo mediante las luces, que simulan cada una de las filas”. l

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/zara-reabre-corazon-milan-tiendas-mas-emblematicas/20180905205749383337.html


© 2018 Diario de Arousa