Imprimir

La Alcaldía de Cambados, pendiente de alcanzar un acuerdo “in extremis”

l. romero cambados | 14 de junio de 2019

Miembros del PSOE, Somos y BNG antes de empezar la reunión mantenida ayer en A Merced | gonzalo salgado
Miembros del PSOE, Somos y BNG antes de empezar la reunión mantenida ayer en A Merced | gonzalo salgado

La izquierda se cita hoy de nuevo, a menos de 24 horas del pleno, tras ser incapaces ayer de llegar a un consenso

La primera y única reunió mantenida entre la izquierda para abordar el futuro de Cambados se saldó ayer sin un acuerdo claro. PSOE, Somos y BNG acordaron no realizar declaraciones al respecto, pero la realidad es que la situación es crítica. Con todo, los socialistas aseguraron que las sensaciones “son boas” y que hoy mantendrán un segundo encuentro porque “quedaron moitos temas enriba da mesa”. Así las cosas, la Alcaldía cambadesa vuelve a quedar pendiente de alcanzar un acuerdo “in extremis”.

A pesar del mutismo mantenido por las fuerzas políticas, queda claro que se mantienen las posturas iniciales. El PSOE no quiere cerrar un pacto definitivo antes del pleno de investidura, que tendrá lugar mañana mismo, y considera que la sesión importante es la de organización; el pleno al que se lleva la aprobación, que no la negociación, del reparto de concejalías y las posibles liberaciones económicas. Por su parte, Somos parece no moverse de su posición y del acuerdo de su asamblea, es decir, definir un pacto de gobierno para ya o, en caso contrario, no le darán al PSOE los tres votos que necesita para que Fátima Abal mantengan el bastón de mando. Cabe recordar que los nacionalistas sí le apoyarán, con lo cual, a día de ayer y a falta de la última reunión que mantendrán hoy, solo tenían seis votos frente a los siete del PP, que a la vista de la marcha de las negociaciones de la izquierda aún mantiene cierta esperanza.

Reparto de áreas
Las posturas parecen inamovibles y, aunque no lo quieran reconocer, el problema también reside en un futuro reparto de competencias. Los socialistas no están satisfechos con el reparto realizado en el cuatripartito y consideran que haber crecido hasta el cuarto edil tras las elecciones les legitima a asumir concejalías de mayor peso como por ejemplo la de Economía que hoy está en manos de Somos. La plataforma de Tino Cordal, por su parte, no quiere perderla.

Y en el centro de todo está que son viejos conocidos y estos cuatro años si bien han servido para dar un giro a muchas viejas políticas del Concello también ha generado ciertas desconfianzas entre los socios. De hecho, durante la campaña ninguno ocultó que, de repetir pacto, habría que cambiar cosas, “moitas, que non vou consentir”, según decía la regidora en funciones, añadiendo que habría “liñas vermellas”. Unas líneas que en estos días de negociación se han puesto seguro sobre la mesa. También desde el BNG hablaban de la necesidad de “mellorar en responsabilidade e lealdade” porque “algúns socios non estiveron á altura”, según declaraba su candidato, Víctor Caamaño, a este diario.


Con todo, la izquierda se mueve en un escenario difícil y sobre todo los de Abal y Cordal. A ambas fuerzas les está costando ceder y ninguno quiere aparecer ante los votantes de izquierdas como los culpables de mantener una actitud que propicie la vuelta del PP.
Así las cosas, la política cambadesa parece que vive un “déjà vu”. A estas alturas de 2015, la situación era parecida y finalmente la socialista fue investida alcaldesa “in extremis”.
A la reunión de ayer acudieron Abal, Samuel Lago y Cruz Lago (PSOE); Cordal, Xurxo Charlín, Carol Aragunde y un miembro de la asamblea de Somos; Caamaño, Mariel Oubiña y el responsable comarcal Manuel Domíguez por el BNG.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/o-salnes/alcaldia-cambados-pendiente-alcanzar-acuerdo-in-extremis/20190614001547242538.html


© 2019 Diario de Arousa