Imprimir

El asfaltado de Progreso obliga a cortar el tráfico en los dos sentidos

L.f. Sanxenxo | 14 de diciembre de 2019

Plano del corte de tráfico en la calle Progreso | cedida
Plano del corte de tráfico en la calle Progreso | cedida

Las obras de la rúa Progreso entran en su recta final. Para poder asfaltar hay que cortar los dos sentidos de la calle, primero en un tramo y una vez asfaltado este en un segundo tramo. 

La persistente lluvia que se anuncia para la próxima semana hace imposible precisar cuánto tiempo estará cortado el primer tramo. El gobierno local hará todo lo que sea posible para que el corte dure lo menos posible. El primer corte afectará al tramo de la calle comprendido entre la confluencia de la Avenida de Madrid y la rúa Castelao y se hará a partir del lunes 16 a las 8 horas.  Para facilitar el acceso al puerto viniendo por la PO-308 el tramo de la Avenida de Madrid entre la rúa Cesteiros y la Avenida del Puerto cambia el sentido de circulación permitiendo la entrada hacia el párking. El Paseo de Silgar tendrá doble sentido entre la Avenida del Puerto y Luis Vidal Rocha, permitiendo la entrada al puerto como ahora, pero también la salida. El doble sentido se regulará con dos semáforos y con la presencia de la Policía Local.  

Para salir de la villa e ir dirección A Granxa-Pontevedra hay que llegar a la rotonda de Arnelas y coger la carretera de Padriñán hasta Miraflores donde se puede bajar a la P0-308.    

Una vez terminado el asfaltado del primer tramo de la calle Progreso se abrirá al tráfico en los dos sentidos.  

En cuanto al asfaltado del segundo tramo, el gobierno no puede determinar con exactitud cuando se empezará ya que va a depender de la lluvia.  

En cualquier caso, este segundo tramo no genera tantos inconvenientes por lo que la Avenida de Madrid y el Paseo de Silgar recuperaran su sentido de circulación habitual. El gobierno irá informando durante la próxima semana en función de la evolución de los trabajos de asfaltado.          
Malestar

Por otro lado, el propietario de de la Clínica Salnés, Juan Casal, mostró ayer su malestar por el transcurso de las obras en el vial. “El propio concejal me dijo  ayer que no me preocupase de las plazas de aparcamiento que  tenían delante del local y hoy comienzan a colocar el bordillo. Hablan de humanizar un vial y lo deshumanizan. Me han mentido y me han tomado el pelo”, aseguró ayer. El establecimiento que ofrece servicio de rehabilitación precisa de una zona de estacionamiento o parada para que puedan bajar personas con movilidad reducida de un coche o de una ambulancia.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/o-salnes/asfaltado-progreso-obliga-cortar-trafico-sentidos/20191213221259253180.html


© 2020 Diario de Arousa