Imprimir

El Céltiga aguantó el pulso al líder hasta la expulsión de Emilio

Tercera División redacción a illa | 11 de febrero de 2019

Jacobo es superado en un balón aéreo por el jugador racinguista Javi Rey  | mónica ferreirós
Jacobo es superado en un balón aéreo por el jugador racinguista Javi Rey | mónica ferreirós

CÉLTIGA  1 - 3 RACING DE FERROL

El Racing de Ferrol se impone en A Illa al remontar el tanto de Sebas merced  a un golazo de Pablo Rey y otros de sus delanteros Joselu y Juan Antonio, ya contra diez

El Céltiga padeció ayer la pegada del líder Racing de Ferrol, que se impuso en A Illa con remontada y sigue lanzado hacia el título. Son ya quince jornadas consecutivas invicto para el equipo de Emilio Larraz, que ayer volvió a demostrar hechuras de campeón en un partido que se le puso en contra con el gol de Sebas, pero al que logró darle la vuelta y dominar en la segunda parte sobre todo tras la expulsión del local Emilio. 

El Céltiga planteó el partido desde el orden defensivo, con su línea habitual de cinco atrás, cediéndole la iniciativa a los ferrolanos,  que avisaron por primera vez a los doce minutos a balón parado en una falta directa que lanzó Pablo Rey y que se fue rozando el palo de la meta de Marcos Bermúdez. El Céltiga basó sus cartas ofensivas en el contragolpe, explotando la velocidad de Álex Fernández, que suplió al sancionado Igor Sevivas. El vigués forzó un córner que originó el tanto local. Lanzó Pablo Pillado al corazón del área, los visitantes no fueron capaces de despejar el balón, que quedó franco para que Sebas, con el pie, batiese a Diego Rivas. El 1-0 fortaleció el plan isleño, basado en la solidaridad y las ayudas defensivas constantes. A la contra, el conjunto de Javi Rey consiguió generar hasta tras ocasiones para hacer el segundo en la primera parte. Nico, Sebas de nuevo a  la salida de un córner y Jacobo a balón parado las generaron, pero sin concreción.

El trabajo defensivo local fue insuficiente para frenar a la individualidades del líder, que empató el partido en una genialidad de Pablo Rey. El capitán racingista volvió a demostrar que es el mejor jugador de la categoría cuando marcó desde 45 metros en un gran lanzamiento al que no pudo llegar el portero Marcos Bermúdez. El gol llegó en el tramo final de la primera parte y dio alas al Racing, que estuvo cerca de hacer el segundo en sendos remates de Joselu antes del descanso.

El partido decayó en ritmo al inicio de la segunda mita. La única ocasión clara fue un disparo del visitante Borja Hernández que Pablo Pillado sacó bajo palos. Superada la hora de juego se produjo la acción que dinamitó las opciones de puntuar de los arousanos. Emilio, que llevaba un cuarto de hora en el campo, vio la segunda amarilla tras una falta a Seoane en el centro del campo. Con diez, el Céltiga se atrincheró en su área y el juego solo fue en una dirección. Con tanta calidad y pegada solo era cuestión de tiempo que el Racing encontrara el premio. Llegó muy rápido, en el 67, tras una acción en la izquierda entre Pablo y Javi Rey, cuyo centro llegó a Borja Hernández,  asistente para el gol de Joselu. Con 1-2 el partido fue ya una tarea imposible para el Céltiga. Marcos Bermúdez mantuvo con vida a su equipo en sendos remates de Juan Antonio y Joselu. El Racing no cesó en su insistencia de sentenciar el duelo. El 3-1 llegó prácticamente en la recta final, Juan Antonio acertó de cabeza a la salida de un córner, con los locales reclamando falta de Joselu a Pablo Pillado.

El Céltiga ya piensa en su próximo duelo de máxima exigencia, inmerso en el calendario denominado como Tourmalet, visitará el fin de semana O Couto para medirse a la UD Ourense

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/celtiga-aguanto-pulso-lider-expulsion-emilio/20190210233817233265.html


© 2019 Diario de Arousa