Imprimir

Los contagios obligan a cerrar dos escuelas en Alemania a los cinco días de su apertura

agencias madrid | 08 de agosto de 2020

Un grupo de estudiantes realiza una evaluacion, protegidos con mascarillas | aec
Un grupo de estudiantes realiza una evaluacion, protegidos con mascarillas | aec
El Gobierno británico cede a las presiones y da prioridad a que el curso comience en la fecha habitual

Dos escuelas en el estado federado de Mecklemburgo-Antepomerania, el primero en retomar las clases tras el receso veraniego, tuvieron que cerrar sus puertas cinco días después del inicio de curso por dos casos de coronavirus.

Se trata de un instituto de secundaria en la ciudad de Ludwigslust, en la que una profesora dio positivo, y de una escuela de primaria en Graal-Muritz, donde el contagiado es un alumno.

El distrito de Ludwigslust-Parchim informó ayer en un comunicado de que el instituto Goethe de secundaria, que cuenta con alrededor de 800 alumnos, permanecerá cerrado con carácter inmediato hasta el miércoles de la semana que viene.

 

Una medida preventiva

Precisó que se trata de una medida preventiva, ya que la maestra contagiada todavía no había impartido clase desde el comienzo de curso, pero estuvo en contacto en los días previos con el profesorado, a cuyos 55 integrantes se les realizará ahora el test.

En tanto, el distrito de Rostock, al que pertenece la localidad de Graal-Muritz, informó un comunicado del cierre de la escuela Ostsee de primaria a partir de lunes y por dos semanas tras tener conocimiento de un caso positivo entre el alumnado.

El menor y sus compañeros de clase ya se encuentran en cuarentena, los demás cursos se impartirán aún ayer al aire libre y en grupos separados, y el resto de alumnos y empleados del colegio deben también permanecer aislados.

 

Los virologos alertan

La sociedad de virología expresó su opinión sobre el inicio del curso y advirtió del riesgo de infecciones en un texto firmado entre otros por el director del Instituto de Virología de la Clínica Universitaria berlinesa de la Charité, Christian Drosten, y la experta Melanie Brinkmann, del Centro Helmholtz para el Estudio de Enfermedades Infecciosas.

“Advertimos en contra de la idea de que los niños no desempeñan ningún papel en la pandemia y en la transmisión”, señala el texto, el cual subraya que “la falta de medidas de prevención y control pueden conducir en poco tiempo a brotes que obliguen a un nuevo cierre de escuelas”.

Mientras, el Gobierno británico recibe presiones para que dé prioridad a la apertura de las escuelas, por encima de otras actividades no esenciales, si, como anticipan algunos expertos, el Reino Unido registra un nuevo pico de el Covid-19.

Algunas zonas del norte de Inglaterra, en particular Manchester y su área metropolitana, están bajo un confinamiento selectivo al detectarse un incremento de los contagios del coronavirus, después de que la ciudad de Leicester también tuviera que cumplir una cuarentena en semanas recientes.

En Escocia, las autoridades regionales impusieron ayer el cierre de restaurantes y “pubs” en la ciudad de Aberdeen debido a un “significativo rebrote” del coronavirus, según informó la ministra principal escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon.

La comisaria de los niños en Inglaterra, Anne Longfield, a cargo de la oficina que vela por los derechos de los menores, dijo ayer que las escuelas deben ser “las primeras en abrir y las últimas en cerrar”, después de que muchos alumnos vieran sus clases alteradas por el cierre de colegios el pasado marzo.

En opinión de Longfield, las escuelas británicas –que iniciarán en septiembre el nuevo curso académico, a excepción de Escocia, que lo iniciará a mediados de agosto– solo deberían cerrarse en caso de otro pico de el Covid-19 una vez que lo hagan los “pubs”, o las tiendas no esenciales.

El pasado junio, las escuelas reabrieron para algunos grupos de alumnos: los más pequeños -de entre 5 y 7 años-, los que terminan el ciclo primario -10 y 11 años- y los adolescentes que se examinarán en 2021 en unas pruebas importantes del sistema educativo del país.

Los colegios, no obstante, permanecieron abiertos para recibir únicamente a los hijos de trabajadores esenciales, como médicos/as o enfermeros/as, o aquellos considerados vulnerables.

Según Longfield, los menores tienen menos posibilidades de enfermar en caso de contagiarse, y pidió que tanto alumnos como maestros sean sometidos a la prueba del coronavirus de manera regular para aislar a los que den positivo. La comisaria admitió que reducir la propagación del virus es muy importante, pero que no hay que “asumir” que las escuelas tengan que cerrarse. l

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/espana/contagios-obligan-cerrar-escuelas-alemania-dias-apertura/20200807225913269357.html


© 2020 Diario de Arousa