Imprimir

El fútbol llora a Venerando, el eterno presidente del Deiro

Fútbol Redacción Vilanova | 11 de julio de 2019

Venerando Fontán fue presidente del Deiro hasta hace tan solo unas semanas
Venerando Fontán fue presidente del Deiro hasta hace tan solo unas semanas

El Concello agradece su labor y señala que el deporte vilanovés “está de loito”

El fútbol arousano está de luto. La muerte de Venerando Fontán, eterno presidente del UDSM Deiro, ha dejado una huella imposible de borrar gracias a una trayectoria marcada por el amor a una parroquia, la de San Miguel. Generaciones de jóvenes han vestido los colores del Deiro y hoy se sienten un poco huérfanos porque se les fue aquel hombre que estaba para todo.


Sus allegados saben qué significa tener a alguien entregado a la labor altruista hacia los demás. Cuántas veces ha tenido que levantarse de la mesa un domingo para pintar el campo, limpiar el vestuario, recibir al equipo contrario, acomodar a los árbitros, atender la megafonía...


Venerando Fontán era de esos hombres que no cumplía años, sino temporadas y así se entendía que un club como el Deiro, uno de los más modestos de la comarca, pudiese sobrevivir en un mundo del deporte en el que cualquier movimiento ya cuesta un dineral.

El fútbol modesto es la cuna de este deporte. Para que los grandes clubes paguen cientos de millones por jugadores estrellas y estrellados es necesario que en algún lugar de O Salnés alguien como Venerando se pelee con todo y con todos para tener balones nuevos cada año o para fichar al niño que le falta para conformar una cantera que ha ido subiendo como la espuma durante sus años de gestión.


El fútbol llora a Venerando Fontán, pero todos los que lo conocían añoran ya a la persona. Su trato afable y su disposición a colaborar eran una constante y por eso la noticia de su fallecimiento ha conmocionado a todos aquellos que hayan tenido la fortuna de tratar con él.

Desde el Concello de Vilanova admitieron que el fútbol de esta localidad “está de loito” y remarcan que el ayuntamiento “sempre estará en débeda con Venerando”, un hombre que “pasou toda a súa vida traballando polo deporte”.


Por ello, el Concello de Vilanova quiere transmitir “o noso cariño a súa familia, amigos e aos clubes onde traballou sempre de forma incansable”.


Su legado deportivo es ínfimo comparado con el humano, pero en el club siempre recordarán los ascensos a Segunda Autonómica, la formación de futbolistas que jugaron en categorías superiores y la apuesta decidida por la base.


Venerando era una persona de fútbol, al igual que su familia. Su hermano Javi, por ejemplo, jugó en el Arosa en Segunda B y también destacó en otros equipos. Y Jose, pero en este caso su sobrino, está haciendo la pretemporada con el Celta.


El fútbol tendrá un antes y un después de Venerando Fontán, un hombre que honra a los directivos del balompié.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/futbol-llora-venerando-eterno-presidente-deiro/20190711002929244113.html


© 2019 Diario de Arousa