Imprimir

La ONU da un palo al rural

Manuel Velo Velo |

Diario de Arousa | 13 de agosto de 2019

esde que existe el planeta Tierra estuvo poblado por muchos más animales que ahora y no había contaminación a juzgar por las reservas naturales que ahora estamos destruyendo. La ONU da una vuelta de tuerca y le echa la culpa a la ganadería del calentamiento global.
Nos quieren hacer veganos-vegetarianos a todos seguramente porque estos se colaron en las entrañas de la ONU a modo de topos para conseguir sus fines, bien por vocación, o por estar al servicio de grupos económicos de intereses ajenos al interés general, ya que hay informes que contradicen los suyos y hay otros intereses espurios de laboratorios para producir alimentos sintéticos para el consumo y reemplazar el modelo productivo que sostiene a la población en general desde hace miles de años. El mundo en sus orígenes fue todo rural, con la industrialización se fueron formando ciudades, pero el rural sigue siendo la base que sostiene esas ciudades y la calidad de vida de los humanos con sus correspondientes animales que siempre les acompañaron como aliados productivos y alimentarios.
Lo que verdaderamente contamina son las industrias obsoletas que van a lo fácil, a lo bruto para tener más beneficios en menos tiempo. No cumplen ni le hacer cumplir las normas que los gobiernos promulgan a modo de propaganda, y sin ánimo de mejorar ni reducir la contaminación a nivel local y global, porque la contaminación emigra por todo el mundo, no queda en los lugares donde se produce, ya que las corrientes de aire lo mismo que las de mar se reparten por todos los continentes. No se cierra una industria por mucho que contamine y sin embargo pretenden acabar con la base productiva que alimentan a muchos millones de personas y las que aún quedan por alimentar.
Mientras las industrias puedan comprar cuotas de contaminación nunca se acabará con la misma. La ONU no ataca al verdadero problema, que es el consumo de petróleo y todos sus derivados que son la causa principal del contaminación de tierra, mar y aire. Hace años un laboratorio intentó hacer bistec de petróleo para la alimentación como supuestamente pretenden hacer ahora con otras materias.
Esperemos que los sesudos en el futuro no hagan un informe para la ONU que hay que reducir a la humanidad porque también producimos metano y CO2. En la reciente crisis económica oí decir a un personaje en la TVE que la crisis sería buena para reducir la contaminación por el exceso de consumo en la población. Pero este caballero con la crisis se hizo más rico. Disculpen que no dé el nombre porque no dispongo de la grabación y me puede caer un paquete porque son de los que mandan.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/manuel-velo-velo/la-onu-da-un-palo-al-rural/20190812221415246006.html


© 2019 Diario de Arousa