Imprimir

Un testigo sitúa al acusado del incendio de Xarás lejos de allí

REDACCIÓN Ribeira | 15 de Marzo de 2019

El juicio contra Fernández Villaverde por el incendio de Xarás quedó visto para sentencia
El juicio contra Fernández Villaverde por el incendio de Xarás quedó visto para sentencia

Una mujer apuntó a otro exvoluntario de Protección Civil como autor de los fuegos

Un testigo situó al único acusado del incendio forestal registrado el 27 de agosto de 2013 en Ribeira, que cercó el polígono de Xarás, se aproximó al Hospital do Barbanza y obligó a cortar la autovía, en una zona alejada del fuego en el momento en que se recibió el aviso de ese suceso. Así lo declaró en el juicio por esos hechos, que quedó visto para sentencia, en la sección compostelana de la Audiencia Provincial contra el ribeirense Jesús Fernández Villaverde, de 35 años y exmiembro de Protección Civil, precisando que ambos estaban en una granja de Monte Vixán. Declaró que a veces realizaba el reparto del pan con el acusado, pero negó llevarle en coche y afirmó rotundamente que el procesado conducía, lo que contradijo lo dicho por Fernández Villaverde de que no conducía y no tenía carnet.

El coordinador de Protección Civil de Ribeira dijo del acusado que era un buen trabajador, pero que en un momento dado surgieron rumores sobre su implicación en los incendios, algo que le trasladó a la Policía Autonómica, que investigaba el incendio. A petición da defensa declararon varios testigos que apuntaron a otro exvoluntario de Protección Civil, que cumple condena en la cárcel de Teixeiro, como posible autor de los incendios. Una testigo que antes del incendio mantuvo una relación con el acusado declaró que un compañero de ambos de Protección Civil tenía celos de Fernández

Villaverde porque “lo tenían como más trabajador” y “le caía bien a todo el mundo”. Y afirmó que ese excompañero, tras ser expulsado de Protección Civil, decía por Ribeira que iba a ir por todos ellos, de igual manera que otra testigo que conoció a ese hombre dijo que siempre alardeaba de ser él quien provocaba los incendios y que también perpetraba robos.

Los peritos que elaboraron el informe posterior al incendio, que fueron dos trabajadores del servicio contraincendios de la Xunta, ratificaron el documento en el que aseguraron que hubo dos focos diferenciados y simultáneos, pero que se tomó la extensión calcinada de 180,28 hectáreas de monte arbolado como un incendio único. Al presidente de la sala le sorprendió que realizasen ese informe siete meses después de que se declarasen las llamas, algo que justificaron en que no están “liberados” y que normalmente realizan labores de extinción, hasta que se les encarga la investigación. Indicaron que no hallaron vestigios para determinar el agente que causó el fuego, algo que es complicado salvo que, por ejemplo, aparezcan restos de un combustible, pero están convencidos de que fue “intencionado”.

En sus conclusiones definitivas, el fiscal mantuvo su petición de 15 años de prisión para el acusado, y que indemnice a la Xunta con 85.203 euros por los gastos de la extinción, y a la Consellería de Medio Rural por daños en la madera con 79.052 euros a favor de las comunidades de montes de Artes y Oleiros y el Concello ribeirense por afección de terreno conveniado con el servicio autonómico de Montes. La defensa de Fernández Villaverde hizo hincapié en supuestas irregularidades en el proceso, aunque el coordinador de Protección Civil indicó que el acusado acudió por iniciativa propia a las dependencias policiales. Este letrado añadió que no existe prueba de cargo sobre su cliente, por lo que pidió su libre absolución, o bien su imputación por uno de los dos incendios que no ocasionó “peligro alguno” para las personas. En su último turno de palabra, el acusado defendió que es “inocente” y “nada más”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/barbanza/testigo-situa-acusado-incendio-xaras-lejos-alli/20190315000052237018.html


© 2019 Diario de Arousa