Imprimir

Las dos últimas derrotas en liga obligan al Arosa a elevar su nivel

g. sánchez vilagarcía | 10 de septiembre de 2019

El Arosa no tuvo una buena tarde el domingo ante el Estradense en A Lomba | gonzalo salgado
El Arosa no tuvo una buena tarde el domingo ante el Estradense en A Lomba | gonzalo salgado
Preocupa en la afición la imagen que dejó el equipo en A Lomba ante el Estradense

Los dos últimos partidos de liga del Arosa, saldados con derrotas, cuatro goles encajados y ninguno a favor, han empezado a generar cierta desconfianza en parte de la afición sobre las perspectivas del equipo este año de cara a su objetivo ya tradicional de pelear por el play-off. Si ante la UD Ourense el conjunto de Rafa Sáez hizo una buena primera parte en la que evidenció falta de pegada y se le fue el partido por un error individual tras el descanso, ante el Estradense el domingo repitió las concesiones defensivas y su nivel ofensivo esta vez fue irregular.
 

El técnico explicó la derrota desde la falta de contundencia en defensa y se mostró preocupado al respecto. El Estradense marcó dos goles en A Lomba pero incluso la derrota pudo ser mayor en los últimos minutos.  Lejos queda ya el debut ante el Polvorín, cuando el Arosa dejó su portería a cero y apenas concedió ocasiones.

La baja de Pedro Beda durante estos dos partidos por sanción, unida a la falta de acoplamiento de nuevos fichajes como Róber o Jorge Sáez, cuyo peso en el juego ha sido escaso, hacen que el Arosa esté lejos de ser capaz de someter a sus rivales. Algo, por cierto, esperado tras una pretemporada marcada por el tiempo de espera en los plazos para firmar los jugadores deseados.

El domingo ante el Estradense se juntaron varios factores que explican la pobre imagen que dejó el Arosa. Entre ellos,  que jugadores como Javi Otero, Manu Rodríguez o Julio Rey estuvieran lejos del nivel que se les supone. Tampoco Adrián Gómez, de lo mejor en O Couto, fue capaz de dar profundidad al equipo en banda derecha, al igual que Cotilla, que sigue abusando de centros al área. 

Por todo ello, el Estradense maniató al Arosa en la primera parte con sus pegajosas marcas y fue mejor tras el descanso cuando vio que podía llevarse el premio gordo de A Lomba, sobre todo tras ponerse por delante. Fue entonces cuando los locales volvieron a ofrecer dudas en defensa, poco expeditivos en las jugadas que originaron los goles. Es esto lo que más preocupa al técnico, que tendrá que buscar soluciones para el próximo partido en As Pontes ante otro recién ascendido.

El regreso de Beda augura una mejoría a nivel ofensivo,  después de que fuera Pedro García el que actuó como delantero en la última media hora el domingo. 

Está por ver si en el aspecto defensivo el Arosa echa el candado y pone remedio a sus dificultades. Rafa Sáez recuperará al delantero brasileño y al defensa Pacheco, tras sus respectivas sanciones. Cissoko sigue a la espera de recibir el transfer para poder debutar, mientras que Suso Martínez, lesionado, se marchó cojeando de A Lomba el domingo. 

A pesar de estos dos últimos resultados negativos y de la mala imagen ante el Estradense en casa, solo van tres jornadas de liga. El Arosa tiene argumentos suficientes para revertir esta dinámica, mejorar sus prestaciones y mostrarse como un equipo muy competitivo en la categoría.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/ultimas-derrotas-liga-obligan-arosa-elevar-nivel/20190909231956247656.html


© 2019 Diario de Arousa