Imprimir

Vinculan piezas de moto y de ropa halladas en la casa de “Calila” con el atraco a la gasolinera de Ribeira

redacción | 08 de julio de 2020

Domingo García y Pablo Fojo escucharon ayer testimonios de policías | CHECHU RÍO
Domingo García y Pablo Fojo escucharon ayer testimonios de policías | CHECHU RÍO
Las defensas de los acusados indican que las comparativas y los análisis realizados por la Policía Nacional no dan certeza absoluta

La segunda jornada del juicio que se sigue en la sección compostelana de la Audiencia Provincial contra Pablo Fojo Mariño “Jarrones” y Domingo García Sevilla “Calila” por un concurso de delitos relacionados con el atraco a la gasolinera de Salmón, tuvo protagonismo policial. Sobresalió la declaración del instructor de las investigaciones, que trató de vincular las piezas de la moto y unas zapatillas y una cazadora de camuflaje halladas en el registro en el domicilio familiar de “Calila” en O Campiño con las usadas por los autores del robo con violencia en la estación de servicio. Pese a que él vio coincidencias, los abogados de los acusados sostienen que las comparativas y análisis no permiten una certeza absoluta, que las piezas podrían ser de otra moto y las prendas ser distintas.

Ese instructor dijo que las investigaciones llevaron a concluir que la única vía de escape por la que pudieron salir los atracadores fue una pista forestal que lleva hacia Palmeira, por lo que les dijo el empleado de ambulancias que los vio, además de que el cierre o control de carreteras que dan salida a Ribeira no dieron resultado. Añadió que para escapar por allí tenía que ser gente que conociera la zona, a lo que el abogado de “Jarrones” le replicó que una pista de monte sería la vía de escape para cualquiera que se de a la fuga, sea foráneo o de la zona, descartando las vías principales o autovía, ya donde sería más fácil interceptarlos. Respecto al hecho de dirigir sus sospechas a los ahora procesados indicó que trabajaron sobre la delincuencia activa de la zona, comprobaron coartadas y descartaron a sospechosos en prisión, y que concluyeron en que la autoría del atraco era del “binomio” que se presentó como acusados.

Ahondando en esto último, llegó a presentar un perfil altamente delincuencial de “Jarrones” y “Calila”, de los que dijo que son viejos conocidos de las fuerzas de seguridad de O Barbanza, indicando que estuvieron encausados en un proceso de robo con violencia del que salieron absueltos. También dijo que vecinos del edificio del piso de “Jarrones” les tenían un “miedo horroroso”, y que los vieron haciendo una puesta a punto a una moto, que creyeron que era robada ya que no los veían con capacidad económica para tener una así. Uno la fotografió y, según la Policía, el estudio de la imagen les hizo concluir que se correspondía con la usada en el atraco.

Añadió que se les vio juntos antes y después de la noche del atraco, que debido a sus sospechas de que fueran los autores del atraco a la gasolinera y lesiones al empleado, y ante el temor de que pudieran repetir la comisión de un robo con violencia, fue por lo que se les hizo un seguimiento. Al verlos salir de casa en la noche en que se les detuvo, creyeron que su objetivo era un bar de Abesadas, pero luego escucharon un ruido causado en el robo en un local de máquinas expendedoras, lo que provocó la detención de ambos. l

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/barbanza/vinculan-piezas-moto-ropa-halladas-casa-calila-atraco-gasolinera-ribeira/20200708015524267658.html


© 2020 Diario de Arousa