Imprimir

La Xunta amplía las restricciones a más municipios y endurece las medidas en Ourense

ep santiago | 01 de octubre de 2020

Un grupo de personas con mascarilla se refleja en los cristales de un autobús urbano en Ourense | Brais Lorenzo (Efe)
Un grupo de personas con mascarilla se refleja en los cristales de un autobús urbano en Ourense | Brais Lorenzo (Efe)
Sanidade levanta las limitaciones en Lalín, Silleda o Vilaboa y se mantienen en Lugo, Pontevedra o Verín

Los municipios pontevedreses de Sanxenxo y Meis y el ayuntamiento ouresano de O Barco de Valdeorras se suman desde hoy a las localidades con restricciones extraordinarias para combatir el avance de la pandemia.

Así lo dictó la Consellería de Sanidade ayer tras la reunión del comité clínico para la gestión de la pandemia, que también ha acordado limitar a cinco personas las reuniones permitidas en Ourense, ciudad en la se reforzará el control y la vigilancia con patrullas de la Policía Autonómica.

Además, la Administración gallega levanta las restricciones en A Coruña, Lalín, Silleda y Vilaboa, que salen de la lista de ayuntamientos con medidas extraordinarias en la que se mantienen Santiago, Lugo, Poio, Pontevedra, Marín, Ourense, Verín, Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa y la localidad de O Milladoiro, en Ames.

De este modo, se suman a las localidades con restricciones especiales -aforos al 50%, prohibido el consumo en barra o limitaciones en las reuniones a diez personas- los ayuntamientos de Sanxenxo y Meis de la comarca de O Salnés, donde se ubica la explotación avícola Avigal en la que se detectó un brote con más de un centenar de casos de covid-19.

Asimismo, también se imponen medidas extraordinarias en O Barco de Valdeorras, municipio ourensano en el que se han registrado varios brotes en los últimos días.

Las medidas entrarán en vigor a partir de hoy y serán revisadas dentro de una semana.

 

Reuniones limitadas

Desde el jueves también quedan prohibidas las reuniones de más de cinco personas “tanto públicas como privadas” en Ourense ante la incidencia de la pandemia en la ciudad y la constatación por parte del comité clínico de que “las reuniones familiares y sociales están siendo el origen de la mayor parte de los contagios”.

Por contra, A Coruña quedará libre de restricciones después de casi dos meses. La ciudad herculina y su área de influencia fueron el pasado 8 de agosto las primeras zonas de Galicia en las que se aplicaron medidas extraordinarias por su situación epidemiológica.

También se levantan en Lalín y Vilaboa, donde estaban vigentes desde el 12 de septiembre, además de en Silleda, localidad pontevedresa en las que se aplicaron hace dos semanas.  

 

Prudencia

Los alcaldes de las localidad de Sanxenxo (Pontevedra) y O Barco (Ourense), así como la regidora del municipio pontevedrés de Meis apelaron a la “responsabilidad” y “rigor” de los vecinos de sus localidades para cumplir las restricciones anunciadas este miércoles -fundamentalmente limitación de aforos- por la Consellería de Sanidade en sus términos municipales para frenar el avance de la pandemia del coronavirus Covid-19.

El alcalde de O Barco de Valdeorras, el socialista Alfredo García, admitió que la inclusión de su municipio entre los ayuntamientos gallegas con restricciones “era previsible”. “El viernes nos adelantábamos con un bando en el que pedíamos esfuerzo máximo para mantener las medidas de seguridad”, abundó

El regidor explicó que desde el pasado viernes los casos positivos de Covid han “seguido subiendo” por lo que la ampliación de las restricciones a O Barco “entraba dentro de lo lógico”, dijo.

Por ello, apeló al “rigor y responsabilidad” de los vecinos para que se cumplan las normas decretadas por Sanidade.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/galicia/xunta-amplia-restricciones-mas-municipios-endurece-medidas-ourense/20200930213908272245.html


© 2020 Diario de Arousa