Imprimir

La Xunta aspira a ser la primera administración “100% sostenible”

efe santiago | 13 de diciembre de 2019

Ángeles Vázquez y Alberto Nuñez Feijóo comparecen para informar sobre los acuerdos del Consello | lavandeira jr (efe)
Ángeles Vázquez y Alberto Nuñez Feijóo comparecen para informar sobre los acuerdos del Consello | lavandeira jr (efe)

La ley de residuos reducirá el plástico y aspira a que más de la mitad de la basura esté destinada al reciclaje

El Gobierno gallego aprobó ayer la Estrategia gallega de economía circular 2020-2030 y remitió al Parlamento el proyecto de Ley de residuos y suelos contaminados que contempla una serie de medidas con las que la Xunta aspira a “ser la primera administración cien por cien sostenible”.

“Está muy bien hablar de clima pero hay que concretar las propuestas y hay que legislar, periodificar y planificar”, defendió el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, tras la reunión de su Gobierno.

La Xunta aspira a ser un “referente” para el resto de administraciones municipales, provinciales y estatales que conviven en Galicia.

Un cambio de hábitos

Para ello, en el primer semestre del año 2020 la administración autonómica intentará “cambiar los hábitos y consumos”, apostando por fomentar la contratación pública ecológica, incentivando el uso prioritario de material de oficina de origen reciclado, la instauración de fuentes de agua potable de consumo de agua en detrimento de las botellas de plástico, entre otras iniciativas.

También se abogará por el uso de áridos reciclados en la construcción de infraestructuras, el empleo de suelos artificiales para los equipamientos infantiles que reforme o construya la Xunta, la recogida separada de los residuos y el impulso del empleo de energías limpias.

Asimismo, el presidente gallego puso en valor que en cuanto la Cámara dé luz verde a la Ley de residuos, Galicia se situará a la cabeza de las comunidades en integrar en su normativa el contenido de la directiva en materia de plásticos al fijar mecanismos para luchar contra el plástico de un solo uso y contra el desperdicio alimentario.

La administración autonómica, en algunos aspectos “incluso” se fijó objetivos más ambiciosos que la normativa europea. En este sentido, se refirió al incremento progresivo de la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización o reciclaje y que, en su conjunto, en 2020 deberán alcanzar un 55%.

De hecho, recordó, desde la entrada en vigor de la norma –probablemente en el primer trimestre del año– la Xunta obligará a los servicios de restauración a entregar las fracciones sobrantes de comida no consumida en recipientes que no sean de un solo uso y prohibirá la venta de vajillas de plástico de un solo uso.

Además, por primera vez se establece la necesidad de fomentar la creación de puntos de recogida de residuos industriales, grandes superficies comerciales y edificios públicos, que deben implantar una infraestructura básica para la recogida selectiva de residuos.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/galicia/xunta-aspira-ser-primera-administracion-100-sostenible/20191213005922253133.html


© 2020 Diario de Arousa