lunes 06.04.2020

El acuerdo del salario mínimo abre paso a la negociación de la reforma laboral

La medida será aprobada como real decreto en el Consejo de Ministros del próximo martes
La medida fue rubricada ayer en el Palacio de la Moncloa | jesús hellín (efe)

Gobierno y agentes sociales firmaron ayer el acuerdo para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2020, un pacto tras el que se abre una nueva negociación sobre la derogación de la reforma laboral que se vislumbra más complicada que la que ha permitido elevar el SMI a 950 euros brutos mensuales.

El pacto fue suscrito en el Palacio de la Moncloa por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los presidentes de las patronales CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, respectivamente, y los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, acompañados por el vicepresidente segundo Pablo Iglesias, la vicepresidenta tercera Nadia Calviño y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. 

El texto del acuerdo, que se aprobará como real decreto en el Consejo de Ministros del martes, constata que la existencia de una retribución salarial mínima adecuada contribuye a superar situaciones de pobreza, reducir desigualdades y propiciar la estabilidad y la cohesión social.
“Obedecemos a un mandato superior que es defender a las clases populares, a los que peor están y más sufren, y hacerlo en el marco del diálogo social”, manifestó la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que agradeció la voluntad de diálogo de patronal y sindicatos.

No obstante, la motivación de los agentes sociales es diferente, ya que mientras los sindicatos volvieron a señalar la importancia de recuperar los salarios más bajos, la estrategia de los empresarios pasa por minimizar daños.

Las patronales piensan que la subida del SMI habría sido mayor sin acuerdo, razón por la que ven más productivo estar en la mesa de negociación, aunque sin renunciar a exponer su opinión sobre el perjuicio que este incremento genera en el sector agrícola o a empresas con concesiones públicas que no ven actualizados esos contratos aunque suba el salario mínimo.

Convenio sectorial
La misma estrategia seguirán en la mesa para la derogación de la reforma laboral que se abre hoy en el Ministerio de Trabajo, en la que el Gobierno quiere abordar con urgencia los aspectos relativos a la negociación colectiva (prioridad del convenio sectorial y recuperación de la ultraactividad) y a la subcontratación.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, no quiso adelantar la postura de la patronal en esta negociación, aunque ha dicho que defenderá los aspectos de la reforma que hizo el PP en 2012 que han propiciado la recuperación del empleo.

“Siempre estamos dispuestos a negociar”, apuntó el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, que también incidió en la responsabilidad y lealtad institucional de unas patronales que no van a hacer oposición política pero que tampoco van a renunciar a explicar sus planteamientos.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, dijo que en la parte sindical no son ingenuos y que esta negociación quizá no sea ni tan rápida ni tan fructífera como la del salario mínimo, aunque ha asegurado que “el no acuerdo tampoco tiene que ser un desacuerdo absoluto”.

El acuerdo del salario mínimo abre paso a la negociación de la reforma laboral
Comentarios