Miércoles 19.06.2019

La bajada de los combustibles y la energía lleva la inflación al 0,8%

La caída de los precios en el sector servicios también fue determinante en el descenso del indicador de mayo

Un conductor reposta combustible en una estación de servicio | aec

Los menores precios de la electricidad y de los combustibles en mayo provocaron que la tasa de inflación se haya rebajado hasta el 0,8% interanual frente al 1,5% que registró en abril, aunque también incidió la caída de precios del sector servicios tras la Semana Santa.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer el indicador adelantado del índice de precios de consumo (IPC) que se redujo siete décimas en tasa interanual respecto a abril, cuando se aceleró impulsado por los precios de los paquetes turísticos.

En este comportamiento destacó la bajada de los precios de la electricidad frente al aumento registrado en mayo de 2018 y también los menores precios de los carburantes.

La economista sénior de Funcas María Jesús Fernández se mostró, algo sorprendida ante esta “importante caída” del IPC ya que esperaba una tasa más cercana al 1%. “Puede ser algo puntual derivado de factores transitorios. Habrá que esperar al desglose del dato”, incide.

No obstante, Fernández considera que hay que acostumbrarse a tasas de inflación bajas y no tanto a los objetivos del 2% que marcan los bancos centrales y que “tienen mentalidad del siglo XX y no del siglo XXI”.

La analista de Funcas no cree que esta disminución de la inflación sea una alerta de que la economía española se puede estar ralentizando y recuerda que la inflación subyacente sigue estable y no hay “indicio de caída de la demanda”.

En el mismo sentido, coincide Diana Posada de Analistas Financieros Internacionales (AFI), que descarta cualquier vinculación de esta baja inflación a una desaceleración económica.

“Todo lo contrario. Esto es un impulso para las rentas de las familias ya que en términos reales los salarios crecen por encima de la inflación y las rentas están mejorando y creciendo. Los indicadores de consumo están yendo muy bien, no vemos ninguna desaceleración”, recalca.

En sentido contrario, el profesor de Economía de Esade Juan Ignacio Sanz alertó de que la disminución del IPC en tasa intermensual hasta el 0,2% en mayo puede ser un reflejo de la ralentización económica que auguran organismos internacionales y avisó de que la inflación subyacente debería coger “tono”.

La bajada de los combustibles y la energía lleva la inflación al 0,8%
Comentarios