miércoles 11.12.2019

El Popular desaparece como marca al finalizar su integración en el Santander

Completan la migración tecnológica de 3,5 millones de clientes sin cambiar el número de cuenta

El Popular desaparece como marca al finalizar su integración en el Santander

El Santander finalizó este fin de semana en Andalucía la integración tecnológica de las casi 1.600 oficinas que tenía el Popular en toda España, con lo que pone fin a esa marca desde el punto de vista comercial tras su desaparición jurídica en septiembre de 2018.

Así, la entidad culminó la migración tecnológica de los 3,5 millones de clientes activos que el Popular tenía en toda España, que no han tenido que cambiar su número de cuenta ni sus tarjetas, informó el Santander.


Este proceso, que se completó sin incidencias y en el plazo previsto, se realizó de forma progresiva en ocho oleadas, que comenzaron el pasado mes de noviembre en Galicia y que culminaron este fin de semana en la comunidad andaluza.


Según explicó el consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair, la “obsesión” de la entidad ha sido cuidar al máximo al cliente y que el proceso de integración no impactara en su experiencia.

En la integración de las casi 1.600 oficinas participaron más de 1.200 personas, se migraron 15,2 millones de contratos, y fueron necesarias 1,6 millones de horas de desarrollo de software y más de 60.000 pruebas.


Tras la migración tecnológica a la plataforma del Santander, los clientes del Popular pueden acceder a más de 7.500 cajeros del Santander en España y 30.000 terminales en todo el mundo, que pueden utilizar sin costes ni comisiones con su tarjeta de débito Santander. Asimismo, tienen a su disposición, entre otras ventajas, el contact center del Santander –el área que coordina todas las comunicaciones con sus clientes– así como las diferentes aplicaciones digitales de pagos con el móvil, como Apple Pay, Samsung Pay o el wallet del Santander.

Acuerdo
Por otro lado, el Santander y el banco francés Crédit Agricole anunciaron ayer un acuerdo para atender y dar servicios mutuamente a pequeñas empresas clientes en los países donde uno y otro están presentes.

En concreto, los clientes del Banco Santander podrán acceder a créditos y tendrán un acompañamiento local en Francia, Italia, Ucrania, Rumanía, Serbia y Egipto. En paralelo, los de Crédit Agricole podrán aprovechar la presencia del Santander en los 13 países donde está implantado para lanzarse a la conquista de los mercados internacionales con respaldo en el terreno financiero y práctico. El banco español cuenta con 12.000 sucursales en diferentes mercados y en cada uno de ellos tiene una oficina internacional para los clientes que quieren desarrollar sus actividades en el extranjero.

Por su parte, Crédit Agricole es la primera entidad de financiación de la economía francesa y dispone de una fuerte presencia en otros países europeos con productos bancarios para particulares, créditos inmobiliarios y de consumo, seguros, servicios de gestión de activos, inmobiliaria o de banca de financiación de inversión, entre otros.

El Popular desaparece como marca al finalizar su integración en el Santander
Comentarios