miércoles 20.11.2019

Cientos de personas hacen un escrache a Rivera en el pueblo de Josu Ternera

El líder de Cs le dice a la izquierda abertzale que si no le callaron “a tiros” no lo van a lograr “con sirenas”

Pagazaurtundua y Rivera pasean por el pueblo de Ternera en medio de un fuerte dispositivo policial | miguel toña (efe)

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se dirigió a los simpatizantes de la izquierda abertzale que, con sirenas, intentaban boicotear el acto por las víctimas de la formación naranja en la localidad vizcaína de Miravalles: “No nos habéis callado con tiros, no nos váis a callar con sirenas”. Además, aseguró que quiere ver “cómo el PSOE, que también ha sufrido el terrorismo en sus carnes”, y el PP, se suman a la prohibición de homenajes a ETA, que impulsará su partido en las Cortes Generales.

Rivera llegó pasadas las 12.00 horas al municipio, en el que nació el histórico dirigente de ETA, José Antonio Urrutikoetxea, “Josu Ternera”, detenido la pasada semana en Francia, y al que militantes de la izquierda abertzale rindieron homenaje el pasado sábado en este pueblo, para advertirles de que este fue el último acto conmemorativo que rinde a un “activista de ETA”.

“Fuera fascista”
Le esperaban en la puerta de la ermita, para hacer un paseo, el secretario general del partido, José Manuel Villegas, la candidata naranja al Parlamento Europeo, Maite Pagazaurtundúa, y los diputados de la formación naranja en el Congreso, Joan Mesquida y Edmundo Bal, además de militantes y cargos políticos del partido procedentes de Burgos, Santander, Pamplona y Valladolid, entre otros, que aplaudieron. En ese momento, un grupo reducido de personas gritó a Rivera “Fuera fascista”.

Más abajo, se encontraban concentradas unas 300 personas, que, al paso del líder de Cs, que les saludó con un “Egunon (Buenos días), le respondieron dándole la espalda y llamándole también “fascista”, e instándole a irse del municipio.

Cuando la comitiva de la formación naranja pasó por delante del batzoki (sede social del PNV), se escucharon gritos de “Gora Euskadi y Gora Cataluña (Viva Euskadi y Viva Cataluña).

Aproximadamente, a las 12.15 horas, Albert Rivera llegó al frontón, donde se celebró el acto de Ciudadanos, con un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de ETA.

Fue entonces cuando empezó a sonar una sirena a gran volumen desde un primer piso. En las viviendas de las inmediaciones, se podían ver lazos amarillos y un cartel en el que se podía leer: “No queremos a los herederos de Franco en nuestro pueblo”. Ya desde primera hora, había una pancarta de grandes dimensiones colocada en la estación de Renfe con el mensaje: “No sois bien recibidos”.

En el acto conmemorativo a los damnificados por la organización terrorista tributado por Ciudadanos, Rivera lamentó que en este municipio vizcaíno los simpatizantes de la izquierda abertzale “aplaudan a los asesinos”. “Nosotros aplaudimos la dignidad de las familias de las víctimas del terrorismo”, apuntó.

Cobarde y bestia
Tras recordar a “las once personas asesinadas” por Josu Ternera, destacó que todas ellas eran inocentes, y entre ellas había seis niños. “Hay que ser un cobarde y una bestia para asesinar y mandar matar en un cuartel de la Guardia Civil con niños”, señaló en alusión al atentado de Zaragoza el 11 de diciembre de 1987.

En este sentido, afirmó: “Eso es lo que hacía vuestro vecino, y en vez de señalarle por lo que hacía, le aplaudís. Por eso, venimos aquí y vendremos las veces que haga falta a cualquier pueblo de España”, añadió.

Albert Rivera recordó que su partido presentará una Ley para impedir que se celebren actos conmemorativos de ETA. 

“Vamos a pedir a los demás partidos democráticos que la apoyen. Quiero ver cómo el PSOE, que también sufrió el terrorismo en sus carnes, también cómo con el PP, sumamos una mayoría para impedir que se rindan homenajes a los terroristas”, subrayó.

Ante las sirenas que simpatizantes de la izquierda abertzale hacían sonar para boicotear el acto, celebrado en el frontón del pueblo, Rivera dijo: “Podéis continuar con las sirenas, con las alarmas, porque nunca nos callaréis. No nos habéis callado con tiros, no nos váis a callar con sirenas”.

En este sentido, les avisó de que, con la Ley que quiere aprobar Cs, el homenaje que realizaron el pasado sábado en Miravalles a José Antonio Urrutikoetxea, será “el ultimo que se hace a un terrorista”.

Cientos de personas hacen un escrache a Rivera en el pueblo de Josu Ternera
Comentarios