lunes 22.07.2019

El rechazo de Ciudadanos a negociar con Vox obstaculiza los pactos de la derecha

Cs permite iniciar conversaciones con el PSOE de forma “excepcional” si no es posible un pacto con el PP

Albert Rivera preside la reunión del comité ejecutivo de Ciudadanos | jj guillén (efe)

El comité ejecutivo de Ciudadanos acordó por unanimidad que el socio “preferente” para negociar pactos de gobierno en comunidades autónomas y municipios será el PP y que donde eso no sea posible podrían hablar “excepcionalmente” con el PSOE. Además, la Ejecutiva decidió que Cs no compartirá gobiernos con Vox ni alcanzará acuerdos con la formación de ultraderecha.


Así lo explicó el secretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas, en rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva presidida por Albert Rivera. Durante este encuentro, el Comité Nacional de Negociación de Gobiernos Municipales y Autonómicos expuso su visión a la Ejecutiva, tras lo cual esta aprobó los documentos con los criterios que deberán seguir los comités territoriales.

Villegas indicó que Ciudadanos buscará “acuerdos centrados, moderados, liberales y a dos”, y por eso no va a “entrar a negociar gobiernos y acuerdos a tres donde puedan estar Podemos, Vox o nacionalistas”.
En cuanto al PSOE, reiteró que solo allí donde los dirigentes socialistas “se desmarquen” de las políticas del Gobierno de Pedro Sánchez, en particular en materia territorial, y acepten una serie de propuestas básicas de Ciudadanos “se podría estudiar el acuerdo con ellos”.

Una opción subsidiaria
“De momento no veo ninguno que pueda hacerlo”, añadió En cualquier caso, aclaró que la opción de iniciar conversaciones con el PSOE se elegiría “excepcionalmente y de forma subsidiaria”, ya que “el socio preferente allá donde se pueda será el PP”.


La Ejecutiva también aprobó las políticas que Ciudadanos impulsará allí donde sea decisivo para la formación de gobiernos, como reforzar la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción, promover la simplificación de la burocracia y el fin del “enchufismo” y defender “la unión y la igualdad de todos los españoles” y la aplicación del Estado de Derecho y la Constitución en lugares como Cataluña.


Asimismo, en las negociaciones Cs apostará por bajar los impuestos, aplicar medidas para “proteger a las familias”, garantizar la independencia y la imparcialidad de los organismos públicos frente al “mangoneo de los políticos”, defender una educación de calidad y la excelencia universitaria, reforzar la lucha contra la violencia machista y buscar la igualdad entre hombres y mujeres.


Los documentos que recogen tanto estas líneas programáticas como la política de pactos fueron  aprobados con el voto a favor de los treinta y seis miembros de la Ejecutiva de Ciudadanos, 
precisó Villegas.


Sin embargo, no quiso revelar si alguien puso en cuestión que se priorice al PP en las negociaciones ni aclarar si el veto a Vox se produjo de manera unánime, argumentando que “las deliberaciones de la Ejecutiva son secretas”. “Ha habido muchas intervenciones que mejoraron los documentos que se traían, que se enriquecieron con las aportaciones del debate” y luego “han sido aprobados por unanimidad”, zanjó.

No habrá mesas a tres
En línea con las decisiones adoptadas por la Ejecutiva, “no va a haber mesas a tres” con representantes del PP, Cs y Vox, como plantean los populares. “El PP es el socio preferente, pero con una fórmula clara de acuerdos a dos”, de forma que “el resto de formaciones decidan luego si aprueban o no esos acuerdos”, indicó.


Aunque “se puede dar la foto de un dirigente de Cs sentado en una mesa con alguien de Vox o de Podemos”, será para “explicar” los pactos alcanzados, “no para negociar gobiernos ni programas de gobierno”, reiteró.


El secretario general afirmó que este rechazo a Vox no viene marcado por los partidos liberales que son socios de Cs en la Unión Europea, y aseguró que los órganos de Cs adoptan los acuerdos “autónomamente” y solo dan cuenta a los afiliados.


Pero al buscar “acuerdos moderados, centrados y con contenido puramente liberal”, los objetivos de la formación naranja coinciden con los de sus socios europeos. Según Villegas, esas coincidencias alejan a Cs de Vox, de Podemos y de las fuerzas nacionalistas y lo hacen estar “más próximo a partidos más centrados y moderados”.


El dirigente de Cs evitó comentar con detalle la situación en comunidades y municipios concretos porque los comités territoriales aún no iniciaron conversaciones con otros partidos. Además, ha advertido de que el proceso de negociación será “complicado y largo” y que seguramente apurarán hasta el último momento para forjar los acuerdos.

El rechazo de Ciudadanos a negociar con Vox obstaculiza los pactos de la derecha
Comentarios