Jueves 21.03.2019

Trapero reitera que los Mossos no tenían “ninguna intención de facilitar el referéndum”

El exmayor justifica que la secretaria judicial saliera por la azotea para “ahorrar el tiempo” de montar un cordón

El circuito cerrado del Supremo muestra un momento de la declaración de Trapero | efe

El exjefe de los Mossos Josep Lluís Trapero declaro ayer ante el tribunal que juzga el proceso independentista en Cataluña que “por supuesto” el dispositivo de la policía autonómica que se puso en marcha para afrontar el 1 de octubre de 2017 no tenía “ninguna intención de facilitar el referéndum”.


“¿El dispositivo tenía como objetivo facilitar o impedir el referéndum del 1 de octubre?”, preguntó el abogado de la acusación popular que ejerce Vox, Javier Ortega Smith. “Por supuesto ninguna intención de facilitar el referéndum y evitarlo venía dado por las órdenes judiciales”, respondió Trapero, que declaró en calidad de testigo en el juicio. “¿Hubo órdenes de contramedidas para contrarrestar las instrucciones dictadas por Fiscalía?”, inquirió el letrado. “En absoluto”, replicó.
Tanto en el interrogatorio de Vox como en el posterior del fiscal Javier Zaragoza, Trapero hizo una cerrada defensa de la actuación de los Mossos  tanto los días previos como la jornada del referéndum independentista, y achacó la falta de intervención de agentes de la policía autonómica en muchos puntos de votación a la falta de personal.


Según la versión del mayor, la “cuestión operativa”, es decir, la actuación que tendrían tanto los Mossos como la Policía Nacional y la Guardia Civil, se decidió en las reuniones de coordinación convocadas por el coronel Diego Pérez de los Cobos y a las que por parte del cuerpo autonómico asistió el comisario Ferrán López, que daba siempre cuenta a su superior de todo lo acordado.
En esas reuniones, dijo Trapero, se decidió que los Mossos  se ocuparían de acudir a los locales de votación los días previos al 1-O para cumplir la orden de cerrarlos si allí se estaba realizando alguna actividad relacionada con el referéndum ilegal. Cosa que no hicieron, apuntó, porque no vieron nada parecido a eso y tampoco encontraron material que se pudiera usar para tal fin.


A la pregunta de por qué el “grueso” de la actuación de orden público el día 1 la tendrían policías nacionales y guardias civiles y no mossos, el mayor respondió de forma tajante: “Porque no tenemos”. Además, dijo que los cuerpos nacionales conocían el planteamiento de colocar un “binomio” de mossos en cada colegio, más que nada porque si establecían operativos más numerosos la policía autonómica no podría llega a cubrir todos los locales de votación.


El exjefe de los Mossos  confirmó la difícil relación que mantuvo con Pérez de los Cobos y narró un tenso encuentro que le llevó a decidir no asistir a las reuniones de coordinación que convocó Pérez de los Cobos. En su lugar acudió su entonces número dos’ el comisario Ferrán López. “Ferrán se ofreció a ir y dije que igual era la mejor opción”, dijo.


Trapero, también reconoció que la secretaria judicial del Juzgado 13 de Barcelona salió por la azotea de la Consejería de Economía el 20 de septiembre para “ahorrarse tiempo” de montar un cordón policial.


Según su testimonio en el Tribunal Supremo, fue el entonces consejero de Interior, Joaquim Forn, quien le ofreció la interlocución de Jordi Sánchez, líder de la ANC, para “mediar” en los incidentes, motivo por el cual se cruzaron ese día varias llamadas entre ellos.


Trapero también redujo los incidentes al lanzamiento de “algunas botellas de agua” a los mossos desplegados en las inmediaciones a las dependencias de Economía de la Generalitat, ya que fueron “confundidos con guardias civiles”.

Trapero reitera que los Mossos no tenían “ninguna intención de facilitar el referéndum”
Comentarios