viernes 13.12.2019

Las carreteras de Carballo se cobran su tercera víctima en menos de una semana

Las carreteras de Bergantiños, o casi mejor habría que decir las de Carballo, siguen tiñéndose de luto. Ayer perdió la vida una nueva persona en un vial .

El cadáver del infortunado septuagenario quedó tendido sobre el asfalto a escasos metros del camión

Las carreteras de Bergantiños, o casi mejor habría que decir las de Carballo, siguen tiñéndose de luto. Ayer perdió la vida una nueva persona en un vial carballés, y ya van tres en el corto plazo de seis días. Si el marco geográfico se amplía al vecino municipio de Coristanco, son ya cuatro las vidas que desde el lunes de la pasada semana se ha cobrado la red viaria de la comarca.
La última tragedia en este racha trágica que parece no tener fin se llevó ayer por delante a Eusebio Suárez Doldán, un vecino de la localidad pontecesana de Nemeño de 76 años de edad. El ciclomotor en el que circulaba fue alcanzado por un camión, de tal forma que el malogrado septuagenario falleció en el acto.
La colisión mortal tuvo lugar en la AC-418, la nueva carretera que comunica Carballo con Malpica, concretamente al paso de la misma por el cruce de la localidad carballesa de Xoane. La víctima viajaba en una motocicleta  marca Vespa Peugeot Elyseo que, por causas que se desconocen, fue alcanzada por un camión de la empresa Construcciones López Cao que circulaba en dirección a Buño. El hecho de tratarse de un vehículo pesado, aunque no iba descargado,  y de que la colisión tuviese lugar en un tramo en el que la carretera adopta una pequeña pendiente, hizo que el motorista y su scooter salieran desplazados tras recibir el impacto de la parte frontal derecha del camión. 
Tanto el ciclomotor como el vehículo de carga acabaron en los carriles del sentido contrario y con la scooter a una veintena de metros de distancia, mientras el cadáver del malogrado piloto quedaba tendido sobre el asfalto casi sobre la línea divisoria de ambos sentidos de circulación y a escasos metros del camión.
El lugar se desplazaron de inmediato equipos de Urxencias Médicas, bomberos y Protección Civil de Carballo, además de la Guardia Civil de Tráfico, pero los equipos de auxilio solo pudieron certificar la muerte del septuagenario.
Eusebio Suárez Doldán tenía 76 años, estaba casado y vivía en Nemeño. Durante buena parte de su vida ejerció como marinero hasta que se jubiló. Sus vecinos aseguran que nunca se le vio conduciendo un coche y que siempre utilizó un ciclomotor para desplazarse. El que pilotaba en el momento del accidente que le costó la vida era una Vespa de color rojo que había adquirido hace tiempo. 

Entrecruces
El accidente ocurrido en el tramo de la AC-418 comprendido entre los cruces de Xoane y Cances, no fue el único que se registró en el municipio carballés en el día de ayer. Y es que un poco antes hubo otro al paso de la carretera Carballo-Santiago por el puente de Taboada, en la localidad de Entrecruces, uno de los auténticos  “puntos negros” de ese vial, pese a las mejoras introducidas en el mismo. 
Una  joven que viajaba al volante de un Volkswagen Gol perdió el control del mismo y sufrió una salida de vía. El turismo quedó con una de sus ruedas delanteras en el aire sobre un pequeño desnivel situado sobre una finca. 
En este mismo lugar hace una semana otro turismo en el que viajaban dos mujeres se salió de la vía en la citada curva y tras saltarse las protecciones del puente, acabó volcado con las ruedas hacia arriba sobre el tejado de un alpendre.  

Mala racha
Sobre estos auténticos “días negros” que están viviendo las carreteras de la zona desde el pasado lunes giraban muchas de las conversaciones suscitadas ayer en la comarca y también sobre  que el hecho de que está mala racha de percances viarios se está cebando con los conductores de la empresa “López Cao”. Y es que hay que recordar que un camión de esta constructora se vio involucrado en un accidente ocurrido a finales de septiembre de 2015 en las inmediaciones de la rotonda del Carrefour de Coristanco, que le costó la vida a un vecino de A Silva-Cerceda; y que el pasado jueves otro camión de la empresa y tres turismo protagonizaron otra colisión múltiple en la propia AC-418 (a escasa distancia del accidente mortal de ayer), en el que una conductora salvó la vida de forma que se podría calificar de casi milagrosa. 

Las carreteras de Carballo se cobran su tercera víctima en menos de una semana
Comentarios