martes 11/8/20

Encargan a una empresa que participó en el “Prestige” el rescate del “Blue Star”

Deben presentar un plan en menos de 24 horas que incluya como prioridad la evacuación del combustible
El tercer intento de desencallar el barco se suspendió minutos antes de comenzar y el personal de salvamento fue evacuado con el helicóptero “Helimer” | jorge meis

El rescate del petrolero “Blue Star”, encallado en la costa aresana desde el viernes por la noche, ha tomado un nuevo rumbo después del fracaso del segundo intento de reflote, en la madrugada del sábado. La naviera ha encargado el salvamento a la empresa Smit Salvage, especializada en este tipo de situaciones críticas, por lo que la tercera tentativa, prevista para el mediodía de ayer domingo, se canceló. La prioridad actual es vaciar los tanques con el combustible que el barco llevaba para su propio funcionamiento, que desde Delegación del Gobierno cuantifican en 45 toneladas de fuel y 60 de gasóleo. Esa es la exigencia que se hace respecto al plan de rescate que la naviera debe presentar a Capitanía Marítima en las próximas horas. En la mañana de ayer se les daba un plazo máximo de un día.

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, insistía en que no existen razones que indiquen que vaya a haber un vertido, aunque se mantiene el dispositivo de seguridad en la zona y siguen activados los planes interiores de los puertos de A Coruña y de Ferrol, así como en alerta el plan nacional. El alcalde de Ares, Julio Iglesias, que sigue desde tierra la situación del buque, alertaba también ayer sobre la necesidad de vaciar los tanques con el combustible para evitar problemas medioambientales.

La tripulación continúa a bordo y en buen estado, según se informa desde el interior del barco. La agencia Europa Press recoge también que el capitán del “Blue Star” ha comunicado que no hay tanques dañados.

La empresa holandesa Smit Salvage es una de las mayores especialistas de rescate marítimo en el mundo, incluyendo la recuperación de los barcos y la prevención de daños medioambientales. En Galicia, sin embargo, su nombre está ligado al “Prestige”, un fantasma que, 17 años después de su hundimiento, ha estado presente durante todo este fin de semana, sobre todo hasta que se supo que el petrolero-quimiquero estaba vacío y se alejó el peligro de un vertido.

 

Dos intentos

El “Blue Star” se encontraba en ruta hacia el puerto de A Coruña en la noche del viernes cuando un incendio provocó la parada de la máquina y que quedase a la deriva, encallando entre las playas de Barrosa y A Canteira. En el mediodía del sábado, con la pleamar, se intentó desembarrancar el buque, pero las estachas rompieron. Un segundo intento se realizó a las dos de la madrugada. Iba a utilizarse la fuerza conjunta del buque “Don Inda” y del remolcador “Ibaizabal”, pero este último tuvo un problema en la hélice, por lo que quedó solo el “Don Inda” y el cabo no resistió.

En el mediodía de ayer, de nuevo con pleamar, estaba previsto un nuevo intento, esta vez con los dos barcos a plena capacidad. De hecho, llegaron a embarcar buzos en el “Blue Star” para llevar a cabo la operación, ante la mirada de decenas de personas que de nuevo se congregaban en la costa para observar las maniobras. Minutos antes de comenzar el rescate se conoció la decisión de emplear los medios de la empresa Smit Salvage y el helicóptero “Helimer” evacuó al personal de salvamento que ya estaba a bordo. Buena parte de los curiosos iniciaron entonces el regreso a sus casas. En la zona quedó fondeado el “Don Inda”.

Encargan a una empresa que participó en el “Prestige” el rescate del “Blue Star”
Comentarios