domingo 22.09.2019

Feijóo pide “un oasis” para el “desierto político” por el que camina España

Los expresidentes de Asturias y Castilla y León reciben en la Cidade da Cultura las Medallas de Oro de Galicia
Javier Fernández, Alberto Núñez Feijóo y Juan Vicente Herrera, en la ceremonia de entrega de las Medallas de Oro de Galicia | Lavandeira jr (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, puso ayer el foco en la necesidad de encontrar política “de verdad, real y con mayúsculas” y de dar con “un oasis en el medio del desierto político” por el que, según sus palabras, lleva transitando España desde “hace ya demasiados años”.

Así lo expresó en su intervención durante la entrega de las Medallas de Oro de Galicia, que tuvo lugar en el Museo Centro Gaiás de la Cidade da Cultura, en Santiago. En concreto, los galardonados de este año fueron los ya expresidentes de Asturias y Castilla y León, Javier Fernández y Juan Vicente Herrera, respectivamente. Al acto asistieron también el nuevo presidente del Principado, Adrián Barbón, su homólogo en la Junta castellanoleonesa, Alfonso Fernández Mañueco, el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices, el expresidente de la Xunta Emilio Pérez Touriño y otras personalidades políticas y autoridades de las tres comunidades.

Incertidumbre
Durante su discurso frente a unas 800 personas, Feijóo criticó que “la confusión entre el tiempo electoral y el institucional” y la “sustitución del diálogo por el soliloquio” conducen “a la inexistencia de políticas de Estado y, por lo tanto, a una incertidumbre que acaba afectando a la vida cotidiana de los ciudadanos”.

En este contexto, señaló “la cooperación” entre las comunidades de Asturias, Castilla y León y Galicia como algo “ajeno” a procesos “desestabilizadores que no son culpa” de la organización territorial del Estado, sino “de ideologías y políticas que se alimentan del conflicto permanente”, que además están visibles “ahora en diferentes naciones del mundo”. Frente a ello, el titular de la Xunta tuvo palabras para la recién electa presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de quien recordó que también “se quejaba hace poco de la política basada en slogans y respuestas simples”.

Y es que, para Alberto Núñez Feijóo, tanto Javier Fernández como Juan Vicente Herrera, “además de unir a sus pueblos, supieron tejer fuertes vínculos con Galicia” y son “representantes singulares de la política útil”.

El primero en colgarse la Medalla de Galicia fue el expresidente del Principado de Asturias, quien expresó que le llena “de orgullo” y “honda emoción” recibir la distinción. A su vez, valoró el “lenguaje del acuerdo, de la transacción y del compromiso” utilizado por los tres mandatarios autonómicos durante sus mandatos.

Y es que este diálogo, según Javier Fernández, se mantuvo “en un momento en el que el pacto aparece como algo exótico en la política española”. “Si añadimos que no nos encuadramos en la misma organización política, eso iba a generar más dificultad. Sin embargo, tenemos que decir que fue fácil”, celebró.

Asimismo, y tras subrayar que su “primera lealtad” está con la Constitución, insistió en los “muchos problemas estructurales” que comparten Asturias, Galicia y Castilla y León: “El declive demográfico, el déficit de infraestructuras troncales y también la insuficiencia en la financiación”. 

Seguidamente, fue Juan Vicente Herrera quien recibió el galardón, y destacó la “amistad” que le une al líder de la Xunta.  El expresidente de Castilla y León, quien incluso se animó a pronunciar parte de su discurso en gallego, reivindicó esta lengua como “patrimonio a la vez de España”, y subrayó que el Estatuto de Autonomía de su comunidad “ordena respeto y protección” al gallego en zonas en las que se utiliza “desde siempre”, como El Bierzo (León) y Sanabria (Zamora).

“Hoy Galicia, Asturias y Castilla y León son comunidades con muy buena relación de vecindad” y que comparten rasgos e intereses “claramente comunes”, dijo. Sin embargo, lamentó la situación “periférica” de estas autonomías y aprovechó para reivindicar que “no es normal que siga pendiente la reforma del Senado” como una “verdadera” cámara de representación territorial.

Feijóo pide “un oasis” para el “desierto político” por el que camina España
Comentarios