domingo 22.09.2019

Peligra el pago a funcionarios por los 700 millones que la Xunta reclama al Estado

El conselleiro de Facenda recuerda que es un importe que corresponde 
al cumplimiento de las reglas fiscales
El conselleiro Valeriano Martínez y el presidente de la Fegamp, Alfredo García, abordaron ayer proyectos sobre servicios financieros

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, advirtió de que los 700 millones de euros que el Estado debe a Galicia “pueden condicionar”, de manera “muy inmediata” el pago de las nóminas de los funcionarios a finales de este año.

El responsable de la Consellería declaró que la “magnitud de esta deuda” está “empezando a condicionar mucho” la actividad de las comunidades autónomas, que se dedican a “pagar a los trabajadores públicos” y a los “proveedores”, tanto de servicios como de productos.

Asimismo, Martínez insistió en que este “condicionamiento” se está convirtiendo en algo “inmediato”, ya que si los presupuestos no financieros de la Xunta son de “alrededor de 9.750 millones de euros”, hay 530 millones que aún no se recibieron y que suponen una “afectación muy grave” que se puede reflejar en el pago de nóminas de funcionarios en el último mes del año.

Además, el conselleiro señaló que para resolver esta situación debe haber “voluntad” e “iniciativa” por parte del Gobierno central, que a pesar de estar en funciones “debe afrontar” una realidad que conoce “desde hace más de un año” y “resolverla” cuanto antes.

Al mismo tiempo, Martínez apuntó que ese importe no es “ningún regalo” que el Ejecutivo central hace a la Administración autonómica, sino que pertenece a Galicia por el cumplimiento de las reglas fiscales y las entregas a cuentas de liquidación del año 2017. Precisamente, el conselleiro de Facenda, a través de una carta dirigida a la ministra María Jesús Montero hace casi dos semanas, insistía en que Galicia “necesita con urgencia” estos fondos “para atender asuntos prioritarios en materia de servicios públicos, como sanidad, enseñanza o servicios sociales”.  

Exclusión financiera
El Gobierno gallego estima que la entrada en funcionamiento de cajeros automáticos en los 41 municipios gallegos donde no existen sucursales bancarias podrá arrancar entre finales de 2019 y principios de 2020 para solucionar la situación de los 52.000 habitantes afectados por la exclusión financiera.

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, y el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alfredo García, se reunieron para abordar el proyecto de servicios financieros.

Al término del encuentro, el presidente de la Fegamp apostó por que estas medidas para evitar la exclusión financiera de habitantes sobre todo de zonas rurales vaya “más allá”, para ofrecer una atención presencial en cada uno de los ayuntamientos para resolver trámites financieros que, sobre todo los más mayores, “no pueden solucionar” a través de los cajeros o de las aplicaciones bancarias móviles. En este sentido, el presidente de la Fegamp abogó por que los establecimientos que se habiliten para ofrecer servicios de atención física abran de forma periódica en función del tamaño del ayuntamiento y del número de habitantes.

Por su parte, Valeriano Martínez señaló que con la instalación de los cajeros se dará solución a “trámites diarios” como la “sustracción de efectivo, actualización de cartillas y otras operaciones bancarias” que muchas personas tienen que realizar en los municipios vecinos porque no cuentan con servicios financieros en sus localidades.

Tiempos estipulados
Respecto al tiempo que llevará tramitar esta medida, el presidente de la Fegamp especificó que primero debe “reunirse con los ayuntamientos” para que las localidades tomen la decisión de acogerse a ella y una vez hecho esto, en septiembre se formalizará por escrito la actuación.
Valeriano Martínez añadió que este proyecto se acometerá “cuanto antes”, por lo que en octubre la Xunta prevé licitar en el Diario Oficial de Galicia dicha medida y disponer de todos los cajeros entre finales de este año y principios del próximo en los ayuntamientos. El conselleiro incidió que el Gobierno autonómico tendrá todos los “preparativos internos listos” para agilizar dicho proceso.

Peligra el pago a funcionarios por los 700 millones que la Xunta reclama al Estado
Comentarios