jueves 21.11.2019

As Pontes lleva hasta la puerta del Congreso la parálisis de Endesa

Miles de vecinos y trabajadores de la central térmica trasladan a Madrid la crisis desatada por un posible cierre
Entre las más de 3.000 personas que acudieron a la protesta
pudieron verse numerosas personalidades del mundo político y
empresarial de Ferrolterra | EFE, EP Y CEDIDA

La crisis desatada a raíz de la parálisis desde el pasado mes de abril de la central térmica de As Pontes y el posterior anuncio de su posible cierre anticipado llegó ayer por segunda vez a la capital de España. Tras la concentración del colectivo de transportistas de carbón a inicios de verano en Nuevos Ministerios, la villa pontesa ha redoblado su presencia en Madrid, inundando la entrada del Congreso de los Diputados con más de 3.000 personas, entre trabajadores de la central, de las industrias auxiliares, camioneros, vecinos, políticos y representantes del tejido empresarial.

La movilización, que culminó durante la tarde de ayer, dio comienzo durante el mediodía del pasado martes, cuando más de 120 camiones partieron de As Pontes en dirección a la capital. A ellos se unieron al día siguiente 25 autobuses, a los que habría que sumar centenares de vehículos particulares. La propia villa pontesa declaró una jornada de huelga general –que pocas empresas se saltaron y que pronto fueron señaladas– para facilitar la protesta, dejando calles vacías y establecimientos cerrados plagados de carteles de apoyo.

A la cabeza de la protesta pudieron verse numerosos regidores de las comarcas de Ferrolterra, Eume, Ortegal, Terra Chá o la Mariña Lucense, como Marián Ferreiro, alcaldesa de Narón; Benigno Galego, de Cerdido; Bernardo Fernández, de Pontedeume; Pablo Moreda, de Cedeira; Juan Penabad, de Ortigueira; José Miguel Alonso, de Cariño; Secundino García, de San Sadurniño; o el propio regidor de As Pontes y presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González. Además, también participaron en la movilización múltiples diputados, como Yolanda Díaz, de Galicia en Común; Noa Presas, del BNG; o Pablo Arangüena, del PSOE. Además, el acto de protesta contó con la participación de regidores y vecinos de otros municipios de España afectados por una problemática similar, como Carboneras (Almería), Ponferrada (León), Andorra (Huelva).

Poco después del inicio de la movilización, el alcalde de As Pontes, Valentín González, junto a numerosos representantes de los colectivos afectados, mantuvieron varios encuentros con diversos grupos políticos en la Cámara Baja, donde se trasladó la problemática de la región, así como las múltiples soluciones que se están barajando para evitar el cierre.

Medidas dispares

Desde que el pasado mes de abril se decretase el cese en la actividad de la central han sido muchas las medidas propuestas por los diferentes grupos políticos para su reactivación.

Sin embargo, desde el comité de empresa lo que se solicita es la valoración de la viabilidad de los combustibles alternativos que en la actualidad se están probando. El presidente de este organismo, Luis Varela, afirmó ayer que “encima de la mesa hemos puesto el remedio”, solicitando únicamente “que lo estudien”. Según señala, las propuestas de los técnicos permitirían reducir en un 40% el consumo de carbón, una solución que en los próximos días probarán profesionales independientes del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE).

En cuanto al resto de las propuestas, provenientes del ámbito político, parten de una misma base de medidas económicas. El regidor local, Valentín González, exigió la habilitación de “líneas de rehabilitación económica, de ayudas a camioneros y (...) a la central, para que vuelva a funcionar”. Si bien González Formoso admitió que la eliminación del céntimo verde al carbón –una de las soluciones presentadas por el PP– no sería suficiente para cubrir la subida del precio de las emisiones –detonante de la crisis–, sí sería de ayuda para la reactivación de la planta.

Por su parte, la diputada Yolanda Díaz afirmó que, desde su formación, “compartimos por completo a necesidade dunha transición enerxética”, pero puntualizando que ello “non pode servir para aumentar as cifras de paro”. Así, la formación exigió que en el plazo de un mes se presente un plan para buscar una salida económica y social. Por parte del PSOE, el candidato al Congreso, Pablo Arangüena, afirmó que el Gobierno está “desde el minuto cero” con los afectados y que encontrar una solución para la situación de las comarcas requerirá el trabajo de todas las administraciones y que ninguna “puede escurrir el bulto”, pero que tampoco se deben buscar “culpables” dentro del ámbito político.

Finalmente, el vicesecretario de Participación del PP, Jaime Olano, que mantuvo un encuentro con la comitiva de representación de los afectados, cargó contra el ejecutivo de Pedro Sánchez, afirmando que “no respeta la justicia social a la que siempre apela de palabra”. l

Comentarios