jueves 22.08.2019

Villares acusa a Pablo Iglesias de caminar “en sentido contrario”

Recuerda que Podemos no logró representación en las ciudades donde “reventó espacios de trabajo conjunto”

El diputado de En Marea Francisco Casal y el portavoz, Luís Villares, ayer en Santiago | LAVANDEIRA JR (EFE)

El portavoz de En Marea, Luís Villares, recordó ayer, en un mensaje dirigido al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que el partido morado no logró representación en aquellas ciudades gallegas donde “decidió reventar espacios de trabajo conjunto” y optó por presentarse con su propia “marca” electoral, además de acusarle de caminar “en sentido contrario”.


A preguntas de los medios de comunicación en una rueda de prensa, Villares volvió a criticar al líder del partido morado, en esta ocasión, por sus palabras durante el Comité Ciudadano Estatal en las que Iglesias lamentó la variedad de denominaciones que recibieron las candidaturas apoyadas por Podemos en las elecciones locales y autonómicas del pasado 26 de mayo.


Villares aprovechó para afirmar que estas declaraciones constituyen un “ejemplo” del “abandono” de la dirección de Podemos de las tesis de “trasversalidad” y “pluranacionalidad” tras la victoria de Pablo Iglesias frente a Íñigo Errejón en Vistalegre II.

Caso único en España
Para el magistrado en excedencia, la apuesta por “un espacio político unificado, diverso y trasversal” fue lo que hizo que En Marea se convirtiese en segunda fuerza en las elecciones autonómicas de 2016, logrando “un caso único en España en una comunidad autónoma” al dar “el sorpasso” al Partido Socialista.


Un “logro” que, según Villares, “podría haberse conseguido en otras latitudes” si la dirección del partido morado “no negase la plurinacionalidad en lo orgánico y la transversalidad en lo político”. “La reflexión (de Pablo Iglesias) parece que camina en el sentido contrario”, añadió. “Para nosotros la creación de En Marea fue un acierto político”, aseveró Villares cuestionado sobre los movimientos de Esquerda Unida y Podemos Galicia para “reconfigurar” el espacio político de la confluencia de cara a las autonómicas para las que, si no hay adelanto, todavía falta más de un año.

“No vinimos a ser la esquina izquierda del espacio progresista”, sostuvo el portavoz orgánico y parlamentario, que cree que En Marea “no se movió del sitio político en el que nació”, mientras “otros es evidente que sí, lo que les llevó a apartarse” del partido instrumental, en referencia a EU y Podemos.


Así las cosas, Luís Villares afirmó que se encuentra “con energías” para continuar en política, aunque evitó concretar si tiene intención de ser candidato a la Xunta por En Marea en las próximas elecciones al Parlamento de Galicia, algo que, subrayó, tendrían que avalar las bases.


El espacio rupturista en Galicia, unificado hace cuatro años baja la marca En Marea, se encuentra ahora en sus horas más bajas, con una separación que ha reducido sustancialmente su representación en Madrid, la pérdida de sus alcaldías y una división en su grupo en el Parlamento de Galicia, donde lidera la oposición.


A falta de más de un año para las elecciones autonómicas, todavía no se sabe cuántas candidaturas se presentarán desde el espacio de la confluencia: Villares se ha comprometido a finalizar la legislatura, mientras que desde Podemos se desconoce la fórmula a emplear, aunque apuntan que “hay indicios para saber en torno a qué se articulará” una alternativa a En Marea.


Mientras tanto, las diferentes almas que formaron En Marea siguen integrando el grupo parlamentario en el Pazo do Hórreo, donde los críticos expresaron su voluntad de relevar a Villares de la portavocía tras las generales, una renovación que ha quedado en el aire tras las municipales.

Comentarios